Verdirrojo sigue siendo una de las revelaciones de El Metro. El equipo del Cerro consiguió un nuevo triunfo y Básquet Total fue tras la palabra de su técnico, Mathias Nieto.
Por Marcel Rigali

Por momentos a sus dirigidos se le complicó, pero lo aseguraron en el cierre: “Es una cancha muy dura, un rival difícil. Está jugando por cosas importantes, quiere sacar cabeza del fondo de la tabla y estos puntos para ellos son vitales. Estamos tratando de jugar partido a partido, no tenemos rivales fáciles y por suerte, este que es un punto que muchos pierden, hoy lo ganamos”.

El equipo funcionó bien en el primer cuarto y en el segundo estiró diferencias a pesar de rotar el plantel. Para Mathías la clave de esto es que: “El equipo está siempre listo. La realidad es que tenemos un plantel parejo y eso lo hace largo. En el momento que se entendió de que había que estar listo porque en cualquier momento podían ser llamados a jugar minutos importantes, fue cuando crecimos, la realidad es esa. Cada uno que está en el banco está pensando en que va a tener su momento y apoyan a los que están en cancha”.

También habló sobre la marca a McNeal que fue una de las claves del triunfo: “Viendo partidos anteriores nos dimos cuenta de que haciendo un trabajo de desgaste con él, iba disminuyendo su rendimiento y por suerte salió bien. Ya veníamos de un buen trabajo con Harrison. El colectivo nuestro es fundamental para parar ese tipo de jugadores”.

Además destacó la importancia de la labor defensiva del equipo: “Nos abre puntos fáciles. Nosotros podemos correr la cancha a partir de nuestra defensa, ya que en realidad nos cuesta en el 5×5 obtener esos puntos de corrida son vitales, y a partir de ahí es donde agachamos el cuerpo para defender”.

Tuvo palabras para el extranjero Simmons que volvió a tener una noche brillante: “Simmons es una garantía. Por suerte en los últimos partidos se ha abierto para que el resto de los jugadores tengan puntos importantes. La realidad es que perdimos muchos partidos con Simmons jugando muy bien y eso nos estaba pesando un poco. Simmons juega bien, pero el resto lo acompaña en lo colectivo”.

También se refirió a los objetivos, viendo que el equipo no se cae de la zona de arriba: “Nosotros nos habíamos pactado a principio de temporada salir de los cuatro de abajo. La realidad es que ese objetivo está cada día más cerca, no está cumplido. El fixture nos hace que tengamos que jugar partidos muy importantes todavía y duros, pero una vez logrado ese objetivo empezaremos a pensar en otras cosas. La realidad es que siempre vamos a tener que trabajar con un objetivo a futuro”. 

A pesar de ganarle a rivales de peso, es cauto a la hora de pensar en ir por el ascenso: “Es partido a partido. Con Sayago una vez le ganamos y la otra estuvimos a punto. Con Auriblanco que es un rival directo nos tocó perder las dos veces. La realidad es que está todo muy parejo y de acuerdo a las características de cada equipo es si nos conviene o no enfrentarlos”.