Enorme triunfo de Miramar 88-87 sobre Colón en su gimnasio de la calle Santiago Gadea. El Mono tuvo el gran regreso de Nick Waddell con 34 puntos.

Hermoso el escenario del monito, con muy buen marco de público de los dos equipos, que le pusieron el lindo color a la jornada de viernes en el barrio Belgrano.

Naranja al aire impulsada por Adrián Vázquez, comenzó mejor la visita que tenía un buen comienzo de todo el quinteto titular, llegó a tener seis de renta ante Miramar que no entraba en juego ofensivo.  Después encontró el camino claro el conjunto de Esteban Yaquinta, darle la bola bien jugada a Waddell, el extranjero le jugaba el uno por uno a Tirrel Brown y le ganaba. Además liberaba a Martín López, porque Federico Della Mea con el afán de ayudar a su foráneo, no podía estar con el mercedario que llegaba por su sector. Arrimó el monito que se puso a un punto, el primer cuarto se fue 18-17 para la visita.

El segundo chico estuvo parejo durante gran parte del mismo, hasta que el rojiverde sacó una ventaja con Andrés Rodríguez fundamental desde el perímetro. Corrió la cancha el conjunto de Colón, Lucas Lepiani y el “Manzana” Nicolás García fundamentales, llegó a tener 10 unidades de renta: 43-33. Minuto del “Facha” Yaquinta, reacomodó el equipo con variantes, Asaravicius adentro con Federico Masner en la base, buen ingreso del oriundo de Yale para pasar la pelota al extranjero, además con bombazo personal culminó el primer tiempo con parcial 7-0 para irse Colón 43-40.

Tras el descanso largo se alternaron en el score, no hubo un claro dominador en el tanteador. Se destacaba Waddell, incontrolable en ataque, no podían con él. Además en defensa dio una gran mano en ese lapso. Al hombre el “monito” en ese tramo, pero aparecía Lucas Lepiani con mucha técnica para ponerse el equipo al hombro y romper hacia el aro, era más colectivo lo del quinteto de Diego Palacios que afrontó el final 65-62 a su favor.

El cierre estuvo muy emotivo, restaban siete y monedas, ganaba la visita 72-66. Waddell hizo su cuarta falta personal y eso condicionó al “42” que se sentó en el banco de suplentes e ingresaron los criollos a dar la cara por el cuadro. Racha tremenda de 10-2 para pasar el “Monito” 76-74, Martín Trelles con triples y Asaravicius de gran cotejo en el cierre fueron los que remontaron en ese momento.

Reaccionó el de San Martín y Fomento, bombazo de A. Rodríguez para pasar por mínima a falta de 3:40 (77-76).  Expectativas en los últimos minutos, volvió el extranjero local cargado de faltas y fue figura nuevamente, puso dos libres y un doble para pasar 80-77. Ambos iban al hombre, se fue Waddell por quinta y sacó Colón en ataque porque no estaba en colectivas Miramar. Cortaron a Lepiani que puso los libres y el marcador indicaba el 84-83 a favor de los monos.

Hubo libres de Asaravicius (86-83), rápido gol y foul de Brown a quien desacomodan abajo cuando subió, pudo igualarlo el foráneo, pero erró el libre. Rebote de Asaravicuis, el “14” a la línea para poner ambos tiros: 88-85 a falta de 00:12. Repuso Colón abrió para García que pudo tirar para igualarlo, penetró, como vio que no podía sacar la falta, abrió a Brown que estaba en el lado contrario, puso el lanzamiento, tras algunas protestas, Pablo Graiño marcó doble con mucha seguridad para el definitivo 88-87 a favor del local.

Los goleadores: Nick Waddel puso 34 puntos, bien secundado por Imanol Asaravicius con 19 unidades y 11 rebotes, mientras que Tirrel Brown colocó 24 tantos en el perdedor.

La terna de Adrián Vázquez, Julio Dutra y Pablo Graiño, cerraron un buen partido, protestas lógicas en la última jugada, pero propios allegados de Colón observaron que estaba pisando y no ocurrió nada. Entreverado el final por el ingreso de ambas parcialidades, la vorágine del encuentro, confundió la determinación final que terminaron convalidando el doble de Brown sobre la chicharra.

Estadísticas oficiales