En un partido emocionante y que regaló cinco minutos extra de básquetbol, Marne derrotó como local a Tabaré por 81 a 78 y consiguió un poco de oxigeno para la tabla de posiciones. La figura de la cancha fue Andrés Piñeiro quien terminó 23 unidades.

 

El local, bajo las ordenes de José Fernandez salió a la cancha con Nahuel Álvez, Santiago Pereira, Andrés Piñeiro, Joaquín Borrallo y Tyronne McNeal. Por su parte Carlos “Wally” Barrios dispuso que Tabaré salga con Gonzalo Rivas, Federico Álvarez, Emiliano Serres, Agustín Cabillón y Charles McCann.

El primer período fue ampliamente favorable a la visita que generó mucho más juego colectivo que su rival, y encontró en Federico Álvarez su carta anotadora. Por el lado del Tifón, su foráneo McNeal comenzó con un mal partido y no desniveló en la pintura. Lo único que mantenía en juego al equipo de Fernández era su porcentaje de triples, 100% de efectividad, de los cuales hay que anotarle tres a Nahuel Álvez, gracias a los cuales Marne se fue al primer descanso perdiendo solamente por uno, 17-16.

La cosa cambió en el segundo período, pese a que comenzó bien el Indio y llegó a sacar cinco (22-17). Allí el partido encontró un quiebre porque Marne puso un parcial de 12-0, de la mano de Piñeiro y el Postre Pereira, con McNeal en el banco, se puso siete arriba (29-22). De ahí en más Tabaré no volvió a encontrar la calma. Si bien el cierre fue parejo, y la visita se llegó a poner a uno, al descanso largo se fue el local al frente 35-30.

El tercer cuarto comenzaba muy bien para los de Fernández, con otro triple de Álvez, que minutos más tarde falló su primer intento de la noche desde los 6,75. Nuevamente con el extranjero en el banco, Marne encontraba su mejor juego colectivo, mientras que en Tabaré todo eran impulsos personales de Rivas y Álvarez. Al término de la primera media hora de juego, el marcador seguía siendo favorable al local, 53-48.

El último cuarto fue para el infarto, buenos minutos de Borrallo parecían sentenciar el juego, pero Gonzalo Rivas, el mejor en el Indio, no se daba por vencido y anotaba los primeros nueve puntos de su equipo en el período. A falta de dos minutos, cuando la diferencia se acortó, apareció la mano de Emiliano Serres desde los 6,75 (hasta ese momento llevaba un punto) con dos triples que empataron el encuentro en ambas oportunidades. Cuando Marne lo podía haber ganado con un doble de McNeal, el Gonchi Díaz mandó a la red para pasar por dos faltando 36 segundos (67-65). Piñeiro la perdió y cortaron a Cabillón que pudo sentenciarlo pero falló los dos personales. En la ultima McNeal asumió y convirtió para igualar y llevar el cotejo al suplementario con empate en 67.

El alargue mostró más de lo mismo, Tabaré sin ideas ni juego colectivo estaba entregado a que individualmente se iluminaran Rivas y Álvarez, algo que no fue suficiente para superar al equipo de Fernández que fue más inteligente. Buscó al Postre Pereira y este mostró su jerarquía cuando lo necesitó y aprovechó a McNeal en la tabla cuando Cabillón ya estaba afuera por quinta falta. El resultado final fue 81 a 78 y Marne consiguió un punto tan valioso como justo.

La figura de la cancha fue Andrés Piñeiro con 23 unidades, 7 rebotes, 2 asistencias y 2 robos. También destacaron en el Tifón Santiago Pereira con 16 unidades y Joaquín Borrallo con 13 puntos y 13 rebotes. Por su parte en Tabaré el mejor fue Rivas, máximo anotador del encuentro con 25, y Federico Álvarez con 21.

Estadísticas oficiales