Federico Soto vino desde el banco y fue la figura en la victoria de Capitol a domicilio frente a Marne, y dialogó con Basquet Total.

El encuentro tuvo un cierre de locos donde el gran protagonista fue la línea del personal: “Había metido dos libres importantes, después pedimos minuto ganando por uno, hicimos la jugada para que yo reciba e ir a la línea porque venía metiendo y erro los dos. La verdad que si perdíamos este partido me moría, pero por suerte ellos erraron cuatro consecutivos y sacamos una victoria muy importante para nosotros”

El juvenil culminó con 28 puntos y se terminó llevando todos los aplausos: “Sin lugar a dudas fue el mejor partido de mi carrera, en Trouville la Liga pasada tuve muy pocos minutos, pero acá en Capitol estoy jugando un poco más. Los venía haciendo bien pero hoy por suerte se me dio, el extranjero se hizo fuerte abajo y me dio mucho espacio, que afortunadamente lo pude aprovechar”.

“Al principio del partido tal vez tomamos muchos tiros de afuera, vimos que no era la manera, y a pesar de que es una cancha que te invita a tirar, no estábamos metiendo. Tuvimos que exagerar en las penetraciones para buscar la descarga, fue un muy buen planteo del entrenador Diego Cal”, manifestó el oriundo de Trouville.

Para cerrar, Soto define a Capitol y se plantea objetivos: “Somos un equipo joven con mucha energía y que corre mucho la cancha. Nos cuesta muchas veces para cerrar los partidos, nos falta experiencia y se nota. Pero hoy nos quedamos con la tercera victoria, que en realidad es la segunda porque nos sacaron el punto contra Auriblanco, y ahora tenemos el martes un partido con Verdirrojo que también es la vida, para seguir ganando que es lo que precisamos”.