Tras cinco fechas El Metro está regalando partidos apasionantes y, por momentos, buen nivel de básquetbol. Pero, además del rectángulo, el torneo tiene otro protagonista fundamental, el escritorio. Una de las victimas de esto fue Maximiliano Botta, que tras la reunión del consejo de clubes de El Metro, quedó inhabilitado. El jugador dialogó con Básquet Total.

Por Marcel Rigali

Maxi sobre la situación dijo: “Estoy hecho pelota, la verdad no me lo esperaba nada”. Además agregó: “Cuando lo consulté en la FUBB, me habían dicho que podía jugar. Entonces yo cuando firmé el pase en Colón, me había olvidado de todo. No tenía ni pensado esto”.

Sobre su similitud con el caso de Martín Mayora se refirió de la siguiente forma: “Se dio la casualidad que era el mismo caso. La ventaja que tenía él, es que Verdirrojo no tenía las fichas completas, por lo que podían cambiarlo igual. Aunque, había que meterlo en la lista de buena fe, que es el mismo caso por al que Capitol se le sacó el punto (ante Auriblanco)”.

Para Botta, cada equipo intenta sacar su ventaja deportiva con estas situaciones y lo aclara diciendo que: “Yo creo que si ni jugaba (ante Sayago), o jugaba pero tenía una participación nula o no tan buena, capaz que nadie se enteraba o no pasaba nada”. Y además agregó: “Dan a entender que cada uno defiende su cuadro y lo suyo”.

Siendo el primer Metro que juega, tenía una ilusión grande y sobre esto dijo que: “Tenía ganas de mostrarme, de poder hacerme un nombre en el ambiente del básquetbol y lo afrontaba el torneo con mucha fe”. A lo que agregó que: “Pensaba jugar este Metro como sub 23 y si tenía una participación correcta o bastante buena, capaz podía jugar como sub 23 en algún equipo de LUB. Ya me habían contactado de un par de cuadros, pero es la misma situación, tanto para El Metro como para la Liga”.

También habló sobre que hace de aquí a que vuelva a jugar y de su relación con Colón de la siguiente manera: “Ayer fui a entrenar, ahora que se definió todo voy a pensarlo. Pero yo al club no lo quiero dejar tirado y además a mi también me sirve ir a entrenar. No sé si iré todos los días, pero trataré de ir todos los días posibles. El club me dijo desde un principio que pase lo que pase ellos van a estar, y quieren que siga yendo a entrenar. Eso va a estar abierto siempre” Sobre la posibilidad de una vuelta agregó: “Tengo tremendas ganas de defender al club. Espero que el año que viene, si se da, pueda ir como ficha mayor, aunque no depende de mí”.

Para concluir expresó: “La fe está igual que siempre y ahora tengo muchas más ganas de defender a Colón y de representar al club, porque fueron los que se interesaron por mí”.