Washington Wizards venció como local a Boston Celtics por 121 a 102 e igualó a dos triunfos por bando la semifinal del Este.

En los tres partidos disputados de esta serie se pudo ver un común denominador, trámites muy friccionados, en donde ambos equipos jugaban al límite de los permitido, lo que provocó que se dieran expulsiones, faltas flagrantes y varios técnicos. Dentro de este panorama, Boston fue un poco más que su rival y gracias a las dos victorias obtenidas en su casa, pudo ponerse arriba por 2-0. En el último juego disputado el jueves pasado, los capitalinos lograron un triunfo vital para evitar quedar contra las cuerdas.

Los dirigidos por Scott Brooks comenzaron con John Wall, Bradley Beal, Otto Porter Jr, Markieff Morris y el polaco Marcin Gortat. Por su parte, los comandados por Brad Stevens saltaron a la cancha con Isaiah Thomas, Avery Bradley, Jae Crowder, Amir Johnson y el dominicano Al Horford.

El encuentro disputado en el Verizon Center, mostró un inicio favorable al conjunto local, que de la mano de un encendido Otto Porter Jr, colocaba un rápido parcial de 8-0, situación que ocurrió en los tres partidos previos, evidenciando claramente que los Celtics entran bastante desenchufados. De a poco, la visita fue mejorando en el costado defensivo y con un buen aporte en ataque de Isaiah Thomas, conseguía emparejar las acciones de inmediato, algo que también se dio en todos los otros juegos entre estas dos escuadras. Sobre el final del primer cuarto se produjo un intercambio de canastas, en el cual eran importantes Bradley Beal para los de la capital y Jae Crowder para los de Massachusetts.

En el inicio del segundo periodo se pudo ver una gran mejoría colectiva en Boston, que realizaba un excelente trabajo en defensa, a lo que le sumaba buenos minutos desde el banco de Kelly Olynyk y Marcus Smart. El aporte de estos jugadores, más la enorme figura de Thomas, hacían que el visitante pudiera abrir una ventaja de doce unidades (28-40). Los Wizards no quisieron que la diferencia continuara aumentando, por lo tanto, comenzaron a darle la bola a John Wall, su jugador franquicia. El armador del equipo anotó 14 tantos prácticamente consecutivos, que le daban a Washington la posibilidad de equilibrar el trámite en un abrir y cerrar de ojos. Los primeros 24 minutos de este apasionante encuentro finalizaron con el marcador igualado en 48 tantos por bando.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar la mejor versión de los dirigidos por Scott Brooks, que colocaron un lapidario parcial de 26-5, que les permitía sacar una renta de 21 unidades (74-53). En dicho pasaje fue fundamental el trabajo del backcourt conformado por Wall y Beal, que eran muy bien acompañados por Porter Jr. Los de Brad Stevens no encontraban soluciones en el costado defensivo para frenar el vendaval ofensivo de su rival, mientras que en el otro lado del rectángulo, dependían en exceso de lo que pudiera generar el dominicano Al Horford en la pintura. El dueño de casa salió decidido a llevarse por delante a su oponente, hecho que sucedió hace tres noches atras en el game 3 y que fue determinante para seguir con vida en la llave.

El último cuarto estuvo absolutamente de sobra y sirvió únicamente para que ambos entrenadores le dieran descanso a sus principales figuras, mandando a la cancha a lo más profundo de los bancos de suplentes. Dentro de dicho panorama, en el local se destacaron los buenos minutos en cancha del croata Bojan Bogdanovic y del francés Ian Mahinmi. Por su parte, la visita contaba con una buena producción de Terry Rozier y Gerald Green. Finalmente, los Wizards se quedaron con el triunfo en cifras de 121 a 102 y de esta manera igualaron la serie a dos triunfos por bando. Por lo tanto, ambos equipos ganaron los dos partidos que disputaron como locales, así que si mantienen la tónica, el finalista del Este podría definirse en un séptimo y decisivo encuentro.

En el ganador se destacó la soberbia figura de Bradley Beal, que convirtió 29 puntos, bien secundado por John Wall con 27 tantos y 12 asistencias. Por el lado del perdedor, Isaiah Thomas terminó como goleador con 19 unidades.

El quinto juego de esta serie se llevará a cabo el próximo miércoles en el TD Garden de la ciudad de Boston.