Hebraica Macabi venció a Malvín en cifras de 76 a 72 y se metió en la final de la Liga Uruguaya por segunda temporada consecutiva.

En el tercer partido de la serie, disputado el pasado martes, Malvín había evitado la barrida, logrando el triunfo por 86 a 80, en un juego en el cual contó con una soberbia actuación del “Mono” Bavosi, que convirtió 30 puntos y capturó 8 rebotes.

Los dirigidos por Pablo López saltaron a la cancha con Federico Bavosi, Nicolás Mazzarino, Lorrenzo Wade, Allen Durham y Hatila Passos. Por su parte, los comandados por Leonardo Zylbersztein comenzaron con Luciano Parodi, Leandro García Morales, Michael Hicks, Jimmy Boston y Jaime Lloreda. La terna arbitral estuvo compuesta por Alejandro Sánchez Varela, Andrés Bartel y Nelson Infante.

El encuentro disputado en el Palacio Peñarol, presentó un comienzo favorable al “playero”, que realizaba un gran trabajo en el costado defensivo, que lo complementaba con una buena circulación de balón en ataque, encontrando tiros a pie firme desde el perimetro en las manos de sus extranjeros, que le permitía abrir una rápida ventaja de nueve unidades (11-2). El conjunto “macabeo” se mostraba muy atado en ofensiva, anotando tan solo dos puntos en los primeros cinco minutos de juego y para colmo, tenía con dos faltas personales a los panameños Jaime Lloreda y Michael Hicks. Con un buen ingreso desde el banco de suplentes de Sebastián Izaguirre, que regresaba a las canchas tras la lesión muscular que lo tuvo alejado durante tres semanas, Hebraica conseguía achicar a seis tantos la diferencia en el tanteador.

En el inicio del segundo cuarto, Macabi colocó un parcial de 11-3, con el cual lograba pasar al frente por primera vez en la noche. En ese lapso fue importante el aporte de Leandro García Morales, que cuando era doblado en la marca, tenía una muy buena lectura descargando para los tiros abiertos de Izaguirre. A partir de ese momento y durante un par de minutos, ambos equipos protagonizaron una verdadera doma, en la cual erraban demasiado, sobre todo desde más allá de los 6.75 metros. Con un par de anotaciones consecutivas de Lloreda y Boston, el conjunto hebreo sacaba una renta de ocho puntos (31-23). Un triple de Leandro, que significaba el primer tiro de campo convertido en su cuenta personal, le daba a los de la calle Camacuá la posibilidad de marcharse al descanso largo al frente por 36 a 25.

En el arranque de la segunda mitad se mantenía la tónica, con Hebraica realizando un gran trabajo en ambos costados de la cancha y con un Malvín sumamente impreciso, perdiendo muchos balones en el traslado, que se transformaban en puntos de contraataque para su rival. Sin embargo, triples consecutivos de Lorrenzo Wade y Nicolás Mazzarino, le permitían a los de la avenida Legrand, descontar la diferencia a cinco unidades (43-38) y por ende ponerse en juego rápidamente. Los minutos finales del tercer cuarto tuvieron a dos jugadores asumiendo la mayoría de las ofensivas de sus respectivos equipos, García Morales y Durham, el primero con sus constantes penetraciones y el segundo cargando en la pintura.

En el inicio del último periodo se produjo una situación que cambiaría el rumbo del partido. Los jueces sancionaron una falta de Hatila Passos sobre Jimmy Boston, cuando este último intentaba capturar el rebote ofensivo. El brasilero nacionalizado uruguayo reaccionó y Sánchez Varela le pitó una falta técnica. Inmediatamente, el juez principal tomó la decisión de cobrarle un segundo técnico, que tenía como consecuencia principal, la descalificación del pívot. El juego se reanudó con cuatro libres para los dirigidos por Leonardo Zylbersztein, todos anotados por “LGM”, que además anotó un triple, para que su equipo sacara doce puntos de renta (57-45). No obstante, los de Pablo López pusieron un rápido parcial de 18-8, para volver a emparejar las acciones, siendo importante para ello el ingreso desde el banco de Marcel Souberbielle, tanto en ataque como en defensa. El cierre del partido fue realmente apasionante, ya que con un doble de Durham, el score quedaba igualado en 68 puntos por bando. Con libres de Lloreda, Macabi sacaba una renta de cuatro unidades con 13 segundos por jugar. El “Mono” Bavosi respondió con un triple, que mantenía con vida a su equipo. Sin embargo, personales de Hicks y Leandro le terminaron dando el triunfo a Hebraica por 76 a 72, para de esta manera sellar su clasificación a la final de la Liga Uruguaya, instancia en la cual se medirá ante Aguada a partir del martes 9 de mayo.

En el ganador se destacó la actuación de Leandro García Morales, que aportó 25 puntos y 6 asistencias, bien acompañado por Michael Hicks con 13 tantos. Por el lado del perdedor, Allen Durham terminó como goleador con 23 unidades.

Estadisticas oficiales