En la jornada de ayer se cerró la temporada regular de la NBA. A partir del próximo sábado se estarán disputando los playoffs del mejor baloncesto del mundo.

El último día de actividad de la regular season, presentaba un par de partidos que definían posiciones en la Conferencia Este. Indiana Pacers, Chicago Bulls y Miami Heat, luchaban por dos lugares en la postemporada. Los dos primeros dependían de si mismos, mientras que el tercero debía ganar su partido y esperar al menos una derrota de sus rivales.

Los de la Florida hicieron su trabajo derrotando a Washington Wizards por 110 a 102 en el American Airlines Arena. En los dirigidos por Erik Spoelstra se destacó la actuación del base esloveno Goran Dragic, que convirtió 28 puntos, secundado por el pívot Hassan Whiteside con 24 tantos y 18 rebotes.

Por su parte, los de Indianápolis vencieron sin problemas a Atlanta Hawks en cifras de 104 a 86 y sellaron su pasaje a los playoffs. Los comandados por Nate McMillan contaron con la soberbia figura de Paul George, que anotó 32 unidades y atrapó 11 rebotes, seguido por Jeff Teague con 19 puntos y 7 asistencias.

A priori, los de Illinois tenían el encuentro más accesible, ya que enfrentaban a Brooklyn Nets, el equipo con peor récord de la NBA. Como era de esperar, los Bulls se quedaron con el triunfo por 112 a 73 y de esta manera lograron uno de los dos boletos disponibles que quedaban para la postemporada. En los de Fred Hoiberg sobresalieron las figuras de Jimmy Butler y Paul Zipser, que anotaron 26 y 25 tantos respectivamente.

Indiana Pacers culminó en la séptima ubicación del Este con un balance de 42-40, mientras que Chicago Bulls y Miami Heat quedaron igualados en la octava posición con un registro de 41-41. Estos dos últimos equipos se enfrentaron en tres oportunidades a lo largo de la temporada regular, deparando dos victorias para los de Hoiberg y una para los de Spoelstra. Por lo tanto, los de la “Ciudad de los vientos” se terminaron quedando con el último boleto por el saldo positivo en el enfrentamiento entre ellos.

El otro punto que restaba definir en el Este era el primer lugar, que otorga ventaja de localía en las tres series de playoff que tiene la conferencia. Boston Celtics dependía de si mismo, ya que ganando su partido aseguraba ese primer puesto, mientras que Cleveland Cavaliers necesitaba ganar su encuentro y esperar una derrota de su adversario.

Los de Massachusetts derrotaron a Milwaukee Bucks por 112 a 94 y de esta manera aseguraron el primer puesto de la conferencia, algo que no ocurría desde la temporada 2007-08. Los dirigidos por Brad Stevens tuvieron un goleo bastante repartido, destacándose los 18 puntos de Gerald Green y los 16 de Amir Johnson.

Por su parte, los de Ohio cayeron en condición de local ante Toronto Raptors por 98 a 83 y de esta manera finalizaron en la segunda ubicación. Los comandados por Tyronn Lue encararon el juego sin la presencia de Kyrie Irving, LeBron James y Kevin Love, que fueron preservados pensando en el comienzo de la postemporada.

Los cruces de playoffs de primera ronda de la Conferencia Este darán comienzo el próximo sábado, con los duelos Cleveland Cavaliers Vs Indiana Pacers en el Quicken Loans Arena y Toronto Raptors Vs Milwaukee Bucks en el Air Canada Centre. Mientras que al día siguiente se medirán, Washington Wizards Vs Atlanta Hawks en el Verizon Center y Boston Celtics Vs Chicago Bulls en el TD Garden.

Por el lado de la Conferencia Oeste ya estaban definidos los emparejamientos de playoffs, aunque restaba conocer la ventaja de campo en el duelo entre Clippers y Jazz. Ambos llegaban a la última jornada de la fase regular con un registro de 50-31. En caso de terminar igualados en la cuarta ubicación, los angelinos tenían a su favor el haber ganado tres de los cuatro duelos en el año.

Los de California hicieron los deberes y vencieron en su casa a Sacramento Kings en cifras de 115 a 95. En los de Doc Rivers se destacó la gran actuación de DeAndre Jordan, que aportó 18 puntos y 17 rebotes, bien secundado por el escolta J.J. Redick con 17 unidades.

Los de Salt Lake City habían conseguido meterse en PO después de cinco temporadas de ausencia y cerraron la regular season con un triunfo ante San Antonio Spurs por 101 a 97, que no les alcanzó para llegar al cuarto lugar, pero que los dejó con un gran balance de 51 victorias y 31 derrotas. En los dirigidos por Quin Snyder, Gordon Hayward terminó como goleador con 14 tantos, bien acompañado por el francés Rudy Gobert con 13 puntos y 9 rebotes.

Al igual que en el Este, los playoffs de la Conferencia Oeste tendrán su punto de partida el sábado, con los choques San Antonio Spurs Vs Memphis Grizzlies en el AT&T Center y Los Angeles Clippers Vs Utah Jazz en el Staples Center. Por su parte, el domingo comenzarán las otras dos series, con los duelos, Golden State Warriors Vs Portland Trail Blazers en el Oracle Arena y Houston Rockets Vs Oklahoma City Thunder en el Toyota Center.