Malvín venció a Biguá por 88 a 64 y quedó a un paso de las semifinales. En el ganador se destacó la figura de Lorrenzo Wade, que anotó 25 puntos.

En el primer partido de la serie, disputado el lunes pasado, Malvín se había puesto 1-0 arriba, en un juego que mostró una gran paridad a lo largo de su desarrollo y que en el final, los de la Avenida Legrand sacaron a relucir toda su experiencia en este tipo de instancias y se quedaron con el triunfo por 66 a 65, en un final super apretado.

Los dirigidos por Edgardo Kogan saltaron a la cancha con Juan Cambón, Joaquín Osimani, Richard Chaney, Nicolás Borsellino y Ricardo Glenn. Por su parte, los de Pablo López comenzaron con Federico Bavosi, Nicolás Mazzarino, Lorrenzo Wade, Allen Durham y Hatila Passos. La terna arbitral estuvo compuesta por Alejandro Sánchez Varela, Andrés Laulhe y Fernando Pastorino.

El encuentro presentó un comienzo favorable al elenco “playero”, que se hacía fuerte en defensa y en el otro costado de la cancha lastimaba en la pintura con la exuberancia física de Allen Durham y Hatila Passos. Con el correr de los minutos el “pato” fue realizando un par de ajustes defensivos, que le permitieron recuperar un par de pelotas en primera línea y explotar el ataque rápido, a través de Joaquín Osimani y Richard Chaney. En los minutos finales del primer periodo, ambos equipos intercambiaron anotaciones desde más allá de los 6.75 metros. Con tres libres de Marcel Souberbielle con el cuarto terminado, los de Villa Biarritz lograron abrir una ventaja de cuatro unidades (26-22).

En los primeros minutos del segundo cuarto, Malvín colocó un parcial de 17-5, que le daba la posibilidad de sacar una renta de 16 puntos (43-27). En dicho pasaje se destacó el gran aporte ofensivo del estadounidense Lorrenzo Wade, que se mostraba muy agresivo en el uno contra uno, terminando la mayoría de sus ataques en puntos o en faltas de sus defensores, sumado al buen ingreso desde el banco de suplentes de Souberbielle, que colaboraba con un par de bombas desde el perímetro. Biguá no encontraba soluciones defensivas para frenar el momento de inspiración de Wade, mientras que en ataque dejaba la imagen de un equipo atado, que dependía pura y exclusivamente de lo que pudiera realizar Ricardo Glenn en el poste bajo. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con los de la playa al frente en cifras de 45 a 35.

A los dos minutos del segundo  tiempo se produjo una situación muy particular, ya que Nicolás Mazzarino convirtió un triple desde la esquina, siendo estos los primeros puntos del salteño en la serie, un hecho poco habitual en un jugador de su categoria. Los dirigidos por Pablo López mantuvieron una gran intensidad en el arranque del tercer periodo, lo que les permitía seguir incrementando la diferencia en el marcador, que llegaba a ser de 22 unidades (66-44). El excelente trabajo en la base de Federico Bavosi, era una de las claves para que el andamiaje ofensivo del equipo estuviera muy cercano a la perfección. Los comandados por Edgardo Kogan intentaron una reacción, de la mano de Rodrigo Brause, que se ponía el equipo sobre sus hombros. No obstante, no lograban acortar demasiado la brecha y se iban al último descanso corto con una desventaja de 19 puntos.

En el comienzo del último cuarto, los de Villa Biarritz consiguieron ponerse a 14 unidades (73-59), lo que hacía pensar que podían llegar a concretar una reacción, que le diera un grado de dramatismo al encuentro. Sin embargo, su rival respondió con un rápido parcial de 11-0, para abrir una renta de 25 puntos (84-59), que terminaba de sentenciar el trámite. Los minutos finales del juego sirvieron únicamente para que ambos entrenadores le dieran descanso a sus principales figuras, mandando al rectángulo a los jugadores de la segunda unidad, más algún juvenil. Finalmente, Malvín se quedó con el triunfo por 88 a 64 y de esta manera puso la serie 2-0 a su favor, quedando a una victoria de sellar su clasificación a la semifinales de la Liga Uruguaya.

En el ganador se destacó la gran actuación del norteamericano Lorrenzo Wade, que convirtió 25 puntos, bien acompañado por Marcel Souberbielle con 16 tantos. Por el lado del perdedor, Ricardo Glenn aportó 14 unidades y 10 rebotes.

El tercer juego de la serie se disputará el próximo martes. En caso se salir triunfador Malvín, accederá a las semifinales, mientras que si el vencedor es Biguá, forzará al menos un cuarto punto.