Colón venció como visitante a Albatros por 56 a 54, tras alargue en 48, y firmó su pasaje a la final por el segundo ascenso donde lo espera Lagomar.

Dos equipos que venían de verse las caras hace cuestión de días se volvían a enfrentar pero con bajas, aspecto que hacía incierto el resultado del partido. Por parte del dueño de casa no estuvieron Borteiro, Etcheverry y Prego. Mientras que en Colón no fue de la partida Nicolás Ibarra.

Entre la humedad y el calor agobiante que azotó la ciudad durante toda la jornada que se hizo sentir en las tribunas repletas, fue la naranja al aire y el encuentro comenzó, aunque el basquet tardó en llegar a la Avenida Luis Alberto de Herrera. Tras dos minutos y medio sin convertir, llegaron las primeras conversiones. Tímidamente empezaron a quebrar la defensa zonal que ambos plantearon y cambiaron punto por punto en casi todo el período, hasta que un triple de Alvin Chimanosky a falta de tres minutos, dejó a su equipo 12-9 arriba y luego de eso no convirtieron más, finalizando el primero chico con el mismo score, en un partido en el que las defensas se estaban luciendo.

Los segundos diez minutos fueron reflejo del inicio. La defensa firme y el goleo bajo fueron la premisa en ambos elencos. Palacios pidió un minuto de tiempo y sus dirigidos respondieron ejecutando las jugadas de la mejor manera. Con una corrida de cancha y un triple de Santiago De Gouveia pasaron al frente por primera vez en la noche, 17-15 arriba promediando el cuarto. El encuentro volvió a caer en un pozo y ni los de San Martin y Fomento lograron aumentar la brecha, ni el ave pasar, culminando el primer tiempo igualados en 24.

El juego no mejoró luego del descanso largo, pérdidas varias marcaron que el parcial de los primeros cuatro minutos fuera de tan solo 2-2. El visitante comenzó a jugar de adentro hacia afuera, generando tiros desde el perímetro que le comenzaron a dar la ventaja. Dos triples y un libre convertido luego de una infracción mientras corría la cancha pusieron a la rayada siete unidades arriba y obligaron el tiempo muerto de Luis Pérez, que no encontraba soluciones y pese al esfuerzo, terminó el tercer chico 40-32 abajo.

En el ocaso del encuentro parecía estar todo todo para que Colón se quedara con el partido pero no fue tan fácil. El ave colocó cinco unidades para empatar y luego del minuto pedido por Diego Palacios, una corrida de cancha de Chimanosky le dio la delantera a su equipo y puso de pie a toda la tribuna que comenzó a intercambiar cánticos de aliento con la hinchada de Colón. Restando poco mas de un minuto el encuentro se igualó y así siguió hasta que restando 39 segundos cuando el técnico visitante pidió un tiempo muerto para poder convertir, pero sin exito. En la recarga el dueño de casa tampoco logró hacer nada y la robó Camilo Colman, que fue cortado por Matias Alonso restando 15 segundos. La “verde”  fue asfixiado por la defensa rival y no pudo anotar, culminando los 40 minutos igualados en 48 y confirmando el alargue.

Los de Luis Pérez entraron más metidos al tiempo suplementario, anotando un rápido 4-0 para alimentar la ilusión, pero en el aro opuesto también llegaron la misma cantidad de puntos para dejar el partido en tablas, restando 2:11. Con un cachetazo al balón de Luis Introini, Albatros volvió a pasar al frente por un doble con pocos más de un minuto por jugar en inmediatamente le respondieron con un doble largo sobre los 24. Faltando 21 segundos Camilo Colman fue víctima de infracción en la pintura y con el ave en colectivas, tomó los dos libres y los convirtió, dejando a Colón dos arriba. Tras el minuto de Pérez, los de la Avenida Luis Alberto de Herrera malograron el tiro pero se quedaron con el rebote ofensivo que no culminó en puntos gracias a Colman, que se coronó como figura del cierre y le dio el pasaje a la final a los de la Avenida San Martin y Fomento, que ya piensan en Lagomar.