Welcome venció a Olimpia de visitante 89-76 y dio un paso gigante para meterse entre los ocho mejores.

Partido con cierta pica entre las hinchadas, con el transcurso del mismo fue ingresando mucho público, unas 500 personas vieron el triunfo de la “W”. Más allá de cánticos cruzados que hicieron que los jueces llamaran varias veces a los inspectores, y entre dichos cerca de la cantina durante el entretiempo, no pasó nada grave. Buen operativo policial y colaboración de las seguridades de ambos clubes que vale reconocer.

Comenzó mejor la visita, De Gouveia y Moglia se alternaban para lastimar al rival. El base festejó su cumpleaños con siete puntos en el cuarto inicial. Además se sumó un triple de Trelles. Olimpia entreverado en el arranque, muy individual todo, carente de presencia en la pintura. Lo llamativo fue que el local se fue al primer descanso corto solo con una falta colectiva, recibió puntos sin siquiera intentar cortar y mandar al oponente a sacar de costado. La “W” tampoco utilizó bien el último foul, tenía uno para dar y le dio continuidad a Lamonte que terminó convirtiendo con adicional. El chico se cerró 19-9.

Para el segundo hubo una pequeña reacción de Olimpia con triples de Loriente y Silvarrey para ponerse a 6. Generó Lamonte quebrando la primera línea y a partir de una buena sucesión de pases encontró tiros solos el dueño de casa. Salió el Bola y se apagó el local, Espíndola encontró soluciones con el pibe Facundo Terra de gran pasaje, además de convertir un triple fue ordenado y siempre encontró al compañero mejor ubicado. Bestial Moglia, buena mano de Meira, los del parque Rodó 41-26 de cara al descanso largo.

El tercero fue lapidario. La pasividad defensiva de Olimpia fue sorprendente. Welcome jugó a placer y definía en bandeja con rompimientos hacia el aro. Trelles y Moglia fueron letales, Terra continuó con su tranquilidad para dar orden y Carter con una buena volcada hizo su mejor aporte en una pobre noche personal.
Los de Colón sin ideas ofensivas, todo a los ponchazos, nada claro ni colectivo. La historia parecía cerrada, 69-44 la “W” tras 30 minutos de básquetbol.

Para el último Volcan implementó cambios que se pedían minutos antes. Comenzó con Agarbado, Viana, Loriente, Lamonte y Páez. El equipo presionó toda la cancha, robó balones y corrió anotando con facilidad. Un parcial abismal de 19-3 puso incertidumbre a una noche que pintaba a final elocuente.
Agarbado fue el líder, colocó 11 puntos, el local se llegó a poner a 8. Entró en colectivas y ahí Welcome encontró tres libres que fueron oxigeno en momento asfixiante. La salida de Terra, y la presión propuesta por la blanca hizo que la “W” equivocara caminos, buscando poco a su dupla extranjera que tenía ventaja de centímetros adentro.
Con Olimpia a nueve, hubo un pitazo dudoso de Pastorino que sancionó con falta a Agarbado cuando robaba para ir de cara al gol. La protesta fue castigada con técnico –exagerado-. De una jugada para ponerse a siete, Welcome sacó 12.

De todas formas Lamonte se encendió y volvió a poner al local a 8. Pero Welcome ahí encontró serenidad, el retorno de Terra fue clave para jugar mejor la bola que llegó al juego interno para que desnivelara Waddell. Un doble de Moglia de cuarta sentenció el encuentro.

Estadísticas oficiales