El compromiso que Defensor Sporting le ganaba con comodidad a Cordón por 58 – 30 a falta de 5.51 para finalizar el tercer cuarto, fue suspendido por Richard Pereira (de muy mala labor), por insultos de la parcialidad albiceleste.

El partido como tal, duró apenas un suspiro. Ya desde el arranque, el elenco local impuso condiciones en ambos lados de la cancha. En defensa, Jauri planificó doblar a Tim Jennings cuando este recibió posteado ante la marca de Cabot, lo que obligó al foráneo nacionalizado largar continuamente el balón, sin generar demasiado, ya que Pucket era controlado por Waschmann y Sneed no pesaba ante Lang. Apenas un par de lanzamientos de Rodrigo Pintos claros.

En ataque, basquet sencillo y moderno, sucesión de pases, cortes por la espalda y por línea final, hasta finalizar con un pick entre Osimani (o Cabot) con Kiril Waschmann, los perimetrales rivales persiguieron a sus rivales, lo que obligó a ayudas de los internos de Cordón, que no existieron y, si las hubo, fueron tardías. Lang se aburrió de anotar cerca de la tabla.

Minuto de tiempo, pedido por parte de Matías Nieto, indicación clara y gestual de no perseguir más en los picks y pasar por atrás del cortinador. Los jugadores fusionados se hicieron un pic nic, la inteligencia del Oso, le permitió dar un paso hacia atrás y lanzar con comodidad o asistir a sus compañeros que habitualmente lanzaron a pie firme (Aguiar, Cabot). Un 24-10 al final de los primeros 10 con gusto a poco para tan abrumadora superioridad.

El segundo cuarto fue el cierre del partido, Jauri rotó a piacere, buenos ingresos de Haller y Rasio. La viola se aburrió de anotar de los 6.75 y llegó a sacar 36 de ventaja (53-17), una diferencia muy amplia pero justificada, mas allá de la diferencia de planteles y objetivos a mediano y largo plazo.

El malhumor de los de la calle Galicia, se transformó en impotencia, desde adentro, hacia afuera. Tal vez, lo único positivo, los primeros minutos de Maximiliano Cervi en la temporada y sin gestos de dolor.

A falta de dos minutos para el cierre, debajo del tablero que da a la calle Cipriano Payán, Federico Haller en la misma situación caminó en dos ocasiones y además, desvió el balón hacia la parte de atrás de la tabla, Richard Pereira pegado a la jugada no pitó nada y si lo hizo a unos 10 metros (y correctamente) Andrés Lauhle, esto molestó mucho a la parcialidad de Cordón (tanto que se le pitó un técnico al banco). El entretiempo marcó un 53-20 para el local.

El complemento sirvió para poco, Cordón intentó lavar su deteriorada imagen de la parte inicial y el fusionado continuó con su rotación y juego prolijo hasta la suspensión del compromiso. En lo deportivo, el destaque de Lang y Haller con 12 cada uno, por el lado del albiceleste, Sneed terminó con 11, pero si no mejora sustancialmente tiene las horas contadas en nuestro país.

Capítulo aparte, el arbitraje

Sin duda alguna, que Richard Pereira se apresuró al suspender el cotejo, le faltó carpeta para manejar la situación, algo que sorprende en un referee de su trayectoria. A la mayoría de los presentes, dio la sensación que otro cotejo, en otras condiciones, no terminaba en suspensión, sino en detener el juego unos minutos, calmar los ánimos y continuar, tal vez si, en alguna denuncia en el formulario por protestas airadas.

No fue una buena noche de Pereira, cometió algunos errores claros, el mencionado en la parte inicial y algunos en el complemento, que desencadenaron en quejas constantes que arrancaron en la cancha y siguieron en la tribuna, llegando a retirar a una parcial.

El clima no fue el mejor, una mezcla de impotencia por el resultado y de un malhumor por ver como el arbitraje se complicó sólo, en un cotejo donde las distancias fueron siderales. Incluso después del partido jugadores violetas, como el caso de Lisandro Rasio calificó de “vergonzosa” la interrupción, mencionando que “los jugadores somos los principales protagonistas y no los árbitros como muchas veces quieren ser”.

Veremos como sigue, si es que sigue, esta historia. Si así fuere, Benjamín Puckett tendrá un lanzamiento más y restarán 15.51 minutos para el epílogo.

Estadísticas oficiales

[Best_Wordpress_Gallery id=”330″ gal_title=”Defensor – Cordón LUB 16/17″]