Una de las grandes figuras de Miramar fue Matías Nicoletti. El jugador que jugará la Liga Uruguaya en Larre Borges dialogó con Básquet Total.

La importancia de ganar un partido muy igualado ante un equipo con más ventaja en lo previo: “Nuestros objetivos a lo largo de la temporada han ido cambiando mucho y hoy estamos acá, por la quita de puntos o por mérito propio. Vinimos a dejarlo todo”

Son muchos jugadores jóvenes y con un extranjero determinante: “Es un grupo de jóvenes que vinimos a buscar continuidad. Hemos madurado con el correr del torneo, creció la confianza y partidos que antes los perdías ahora los ganás. Sin dudas que tenemos que encontrar más juego para el extranjero que sabe cuándo tirar y cómo tirar, además de confíar en nosotros y nosotros confiamos en él”

“Esto es medio complicado. Sabíamos que íbamos con el más difícil, que era prácticamente una hazaña pero queríamos robarle un punto y se nos dio. La revancha estaba a la vuela de las esquina y no hay tiempo para estar mal” analizó de lo difícil que fue sacarse el chip en menos de tres días entre la serie con Nacional y esta con Bohemios.