Javier “Cococho” Álvarez había sido clave para el ascenso de 25, y ayer lo volvió a ser para mantener la categoría.  Al finalizar el partido, dialogó con Basquet Total.

El equipo de Villa Dolores demoró en encontrarse en el torneo, y no pudo zafar de la parte baja de la tabla a pesar de cerrar de gran forma la fase regular.  Al respecto, “Cococho” dijo:   “Es una alegría, aunque fue una lástima porque por dentro sabíamos que no merecíamos estar donde estábamos.  Lo que tuvo el equipo fue que siempre intentó luchar, y aunque las cosas no salieron nos tocó jugar el descenso y lo afrontamos bien.”

Olivol Mundial hizo una gran serie y enalteció la victoria del “León”, que en el partido decisivo pudo mostrar su superioridad:  “La presión era nuestra y no había margen de error.  Salimos muy concentrados, lo demostramos desde el minuto hasta el final siendo más en la cancha.”

La hinchada de 25 fue fiel a pesar de los malos momentos del equipo, y el alero recordó esto a la hora de festejar:  “Supieron seguir viniendo, y nosotros tratamos de demostrar partido a partido que no íbamos a bajar los brazos.  Ellos se lo merecen y nosotros también.  Ahora a festejar y dedicarle el triunfo a la gente.  Emociona esto.

Su hermano Nicolás se perdió este torneo debido a una lesión, pero los Álvarez ya sueñan con la próxima LUA en el equipo de sus amores:  “Nico se está recuperando.  Vamos a ver si podemos jugar el año que viene juntos en 25, ya que nos quedamos.  No hay nada seguro pero estamos tratando que se pueda hacer.”

Finalmente, se refirió a su próximo desafío, que comenzará en breve: “Ahora hay que disfrutar de esto y después un nuevo desafío, con un nuevo equipo, concentrarse cien por ciento en lo que viene que es Tercera con Lagomar.”