Thiago Vanoli fue la figura del encuentro disputado entre Auriblanco y Trouville Rojo donde en el barrio Bella Vista el locatario se llevó una victoria valiosa ante el equipo de Pocitos por 61 a 46.

Por Gonzalo Botta

“Fue un partido complicado de principio a fin, de todas formas supimos aprovechar las chances y nos quedamos con el encuentro” fueron las primeras palabras del base locatario analizando en caliente el cotejo.
“Fue un partido de rachas. Los primeros 10 minutos sacamos una ventaja que nos costó pero luego fue complicado para ellos que no pudieron revertirla en todo el encuentro. En el segundo cuarto empezaron a presionar en toda la cancha y nos costó un poco más, pero estamos acostumbrados a esa situación y pudimos sacar el partido” explicó Vanoli sobre el primer tiempo que fue de más a menos el equipo de Auriblanco.
El tercer cuarto comenzó mejor gracias a los cambios realizados por el director técnico “Pudimos volver a hacer lo que sabemos y lo que teníamos que hacer. Se abrieron los huecos, empezamos a correr la cancha nuevamente, entró Pablo Netto que es muy bueno jugador, nos dios una buena mano y supimos sacarlo adelante. Además debajo del tablero eramos superiores por nuestra estatura y eso lo aprovechamos al máximo”.
“En los últimos 10 minutos se volvieron a acercar pero estuvimos siempre concentrados, jugamos bien, jugamos abiertos, aprovechamos los espacios y eso fue la clave. Además en el último cuarto me hicieron marca personal con un gran jugador y se complicó pero los demás compañeros estuvieron a la altura” contó Thiago sobre la actuación de su equipo.
Vanoli sentenció: “estamos para pelear el descenso, más que nada eso. Estamos para pelear ahí, los últimos puestos”.