Miramar derrotó a Atenas 98-87 y así se metió en Playoff. El mono hizo un gran partido y festejó, ahora debe enfrentar a Nacional, serie que arranca 1-0 abajo.

Sin lugar a dudas que el atractivo de la gente le puso calor, color y clima al encuentro. El mismo empezó favorable al Monito desde el vamos con gran intensidad para defender y neutralizar a las alas negras, así pusieron un 10-3. Pero eso no quedó ahí, porque Waddell y Mazzuchi estaban encendidos, a estos se les sumó un triple de Nicoletti para sacar 11 (18-7), lo que obligó a Fridman a pedir minuto. A la vuelta del mismo el elenco de Palermo salió a 220, se cerró en defensa y con Alonso y De León como estandartes en ofensiva colocaron un 8-0 para achicar. Finalmente los primeros diez de juego fueron para los de la calle Santiago Gadea 20-18.

El segundo cuarto fue de lo más entretenido, Zubiaurre cometió su tercera y se fue al banco pero Atenas no lo extrañó porque Nacho Cambón hizo un partidazo manejando los hilos y convirtiendo. En Miramar, Nicoletti estuvo muy fino desde más allá de los 6.75 y bancó a los suyos, los dos equipos continuaron intensos en ambos sectores de la cancha e intercambiándose en el marcador. Alonso gravitó en el uno por uno para los de la calle Cebollatí mientras que Waddell fue amo y señor de la pintura agregándole una bomba más de Nicoletti para que los dirigidos por Yaquinta se fueran cinco arriba al cabo de la primera mitad, 41-36.

Para la vuelta del descanso largo el Mono mostró todo su repertorio, defensa dura y muchas vías de gol porque Blazina, Nicoletti y Waddell colocaron bombazos mientras que las transiciones rápidas que se originaban tras un gran cerco reboteador terminaban en gol y así empezó a quebrar el partido. Atenas estaba sin rumbo, muchas pérdidas, malas decisiones de tiro e incluso dos faltas técnicas. Todo eso lo aprovechó su rival que sacó 19 (63-44). Yaquinta decidió mandar a su foráneo a descansar y los dirigidos por Frydman se la dieron a Galeano quien apareció (a cuenta gotas), pero las alas negras siguieron sin encontrarse. Miramar lo cerró mejor con efectividad desde la línea y un triple bárbaro de Vincent para encarar los diez minutos finales 68-52.

Para el último cuarto Atenas echó el resto, salió con todo desde el primer instante, a buscar arriba, con Galeano y De León intentaban acercarse pero el trabajo de Waddel fue muy bueno, dominante en la zona pintada no sólo convirtiendo sino que también generando espacios para que por ejemplo Mazzuchi aprovechara desde los 6.75 y controlara la reacción del elenco de Palermo (81-65). Pese a esto, Atenas nunca bajó los brazos, fue y luchó a puro corazón, no tanto con ideas claras pero así forzó la quinta del foráneo del Mono cuando quedaban algo más de cuatro minutos. Entre López, Cardozo y Blazina se encargaron de manejar una ventaja considerable. Los de Palermo jugaron su última ficha y a puro bombazo de Cambón y Galeano más penetraciones del Luichi De León achicaron a nueve (95-87). El reloj fue aliado de Miramar que no se apartó de su libreto, moviendo la bola y desde la línea del libre abrochó un triunfazo por cifras finales de 98-87 que  lo colocó entre los mejores cuatro de la Liga Uruguaya de Ascenso. Jugará playoff ante Nacional.

Estadísticas oficiales