Luego del triunfo de Miramar sobre Stockolmo, que lo dejó con una luz de esperanza para pelear por un lugar en Playoffs, su entrenador Esteban Yaquinta habló de todo con Básquet Total.

Sobre el punto ante Stockolmo luego de la mala imagen sobre Verdirrojo comentó: “A mí me hicieron mucha gracia las críticas que recibimos por no haberle ganado a Verdirrojo, veníamos de ganarle a Larrañaga y a Bohemios, una cosa de locos. No pudimos con ellos, este cuadro fue formado con mucha humildad, con otros objetivos y de repente hoy nos encontramos que estamos peleando una entrada a playoffs, que era irreal con esta nueva fórmula”  luego agregó: “Si hubiera sido como el año pasado, si se mantuviera como en otras ligas la formas de disputa, hoy estábamos en playoffs, es una lástima”.

Yaquinta en referencia a las críticas que le causaron gracia explicó que no fue con gente de 25 de Agosto: “Yo si fuese hincha de 25 podía pensar, con todas las bajas que tenía Verdirrojo que nosotros regalamos el punto. Pero no es así, estamos pensando en el objetivo nuestro, que era terminar quintos, que ahora con la quita de puntos, se nos abre una esperanza de meternos entre los cuatro que era una locura pensarlo hace unos días. Pero me refería a la prensa y algunos hinchas acá que se confundieron, porque este plantel estaba pensando en otra cosa y hoy le dio una alegría a todo el barrio”.

Sobre el cierre de Miramar y principalmente de su figura Damián Blazina dijo: “Está jugando un enorme campeonato. Creo que se consolida cada día más como base, es un chico que no tiene techo, y a mi juicio está pronto para jugar Liga en esa posición. Hoy en el entretiempo dijimos que teníamos que tranquilizarnos y jugar a tres-cuatro pases. El primer tiempo había sido bueno defensivamente, pero no habíamos logrado en ofensiva jugar bien, Damián pudo parar la pelota, dar los pases claros y ahí pudimos sacar la diferencia”

 “(Risas), no sé si un ascenso, pero si luchar por ese cuarto puesto y después se verá, creo que sería un premio enorme para este plantel que trabaja durísimo. Se los dije después de perder con Verdirrojo, estoy orgulloso de dirigir a este equipo y ver que mejoran día a día, principalmente los jóvenes para el futuro de ellos” culminó diciendo el entrenador de Miramar, contento por la actuación de su equipo.