Miramar venció de forma agónica a Larrañaga por 90-88. En la última bola del partido Matías Nicoletti clavó una bomba para darle la victoria final al equipo de Yaquinta. El alero, finalizado el encuentro se acercó a charlar con Basquet Total.

Nicoletti nos contó las sensaciones que vivió segundos despúes del triple infartante: “En estos momentos estoy muy contento, parecía que lo ganabamos pero Galletto puso una bomba y se complicó. Igual por suerte pudimos ganarlo, es un puntazo para nosotros, fue lo que vinimos a buscar y por suerte lo conseguímos”.

Miramar logró ganarle a un equipo que pelea arriba como visitante: “La primera rueda nos jugó en contra, perdimos varios partidos con los de arriba también donde ibamos ganando. Pero en esta segunda rueda pusimos el pié en el acelerador y por suerte ahora conseguimos dos triunfos consecuitivos”.

El mono consiguió la victoria ante un rival que se hace fuerte como local: “Es una cancha muy dificil, es diferente a las demás por ser más chica y ellos se hacen muy fuertes. Por suerte pudimos sacarlo adelante principalmente en lo colectivo. Vinimos a sacar el punto y lo logramos”.

El equipo siempre se superpuso en momentos adversos y esa pudo haber sido la clave: “Por momentos nosotros perdímos los ajustes defensivos y ellos no llegaron a abrir una brecha de 11 puntos pero seguimos manteniendonos intensos todo el partido. Pudimos llegar a un final cerrado que era lo que buscábamos y por suerte tuvimos esa bola para ganar”.