Uruguay, sin ningún tipo de problemas, venció a Perú 95-50 en el Sudamericano de Venezuela.

La frase: “Costó un Perú” para calificar algo como complicado o trabajoso, esta vez no aplica. La ex moneda incaica, devaluada, no fue medida para el combinado celeste que piensa en su lucha dentro de los cuatro mejores, con nivel más exigente.

Sin Esteban Batista y Gustavo Barrera, por precausión, los de Marcelo Signorelli vieron como el rival comenzó 5-0 arriba. Además, los vestidos de rojo bancaron la primera reacción uruguaya que tras pasar 6-5 volvió a verse abajo en el score, esta vez 10-9.

Los porcentajes Peruanos también devaluaron la perfección impensada del comienzo y los celestes con pequeños ajustes atrás gozaron de dos bombas de Bruno Fitipaldo y el buen pasaje de Mathías Calfani para cerrar el primer cuarto 25-17.

El resto del trámite fue atención secundaria. El marcador siempre fue aumentando la brecha, sobre todo cuando Uruguay comenzó el segundo tiempo a ritmo acelerado para terminar con todas las aspiraciones peruanas.

La confianza que ganó Calfani y buenos pasajes de Salvador Zanotta -11 asistencias- quedaron como principales aspectos positivos al pasar raya en el cierre. Además, Juan Ducasse puso sus primeros puntos en la selección mayor.

Ganó Uruguay, cumplió con el primer trámite. Mañana tiene otro ante Chile y después se queda a esperar que Colombia no hable de milagros ante Argentina. Un triunfo cafetero adelanta el retorno celeste.

Estadísticas oficiales