Montevideo logró un necesario triunfo al derrotar 100-92 como local a Miramar. Con el debut de Ignacio Espasandín como entrenador, el rojo del mercado cerró la primera rueda ganando en su casa, algo que no había podido conseguir hasta el momento.

El partido tuvo un primer cuarto entretenido y goleado, que se llevó Miramar por 24 a 17. Comenzó algo mejor Montevideo, con Dogget que se encargó de las primeras ofensivas y colocó seis puntos de los ocho que convirtió en el arranque el local. Miramar lo dio vuelta con el juego de Wadell, quien con más kilos que Dogget pesó abajo del aro. Además López también aportó en la pintura. La visita además contó con dos triples, uno de Mazzuchi y otro de Nicoletti. El monito repartió el goleo, y con la efectividad desde los 6.75 abrió ventaja para irse ganando al primer descanso.

Ya en el segundo cuarto, la visita comenzó a dominar con mayor diferencia en el juego. Wadell lastimó mucho en ataque, además de dominar los rebotes defensivos. López volvió a ser importante y Nicoletti aportó desde el perímetro. Miramar sacó la máxima (33-22), cuando restaban seis minutos para el fin del período. Minuto de tiempo de Espasandín que reacomodó a su equipo. Al regreso Brause aportó puntos importantes y Montevideo puso un 10-2 para colocarse a tres. Llegó la tercera personal de Dogget (mal pitada) y, casi al instante, la de Wadell. Espasandín mantuvo a su extranjero en cancha y Djellatián puso algunos puntos con los que el local se puso un punto abajo. Miramar logró reaccionar y cerró mejor el primer tiempo, Nicoletti fue importante con otro triple y el monito terminó ganando 43-38.

El partido cambió radicalmente en el tercer cuarto. Montevideo tuvo un gran rendimiento ofensivo, que basó en tres jugadores: Mayora, Suárez y Dogget. Yaquinta jugó sin Wadell los primeros minutos del tercer cuarto y el equipo se quedó sin una vía de gol. El perímetro también bajó y salvo Nicoletti el resto no rindió. Dogget puso varios puntos y Montevideo puso un lapidario 24-7 en los primeros siete minutos para pasar y sacar 12 puntos de renta (62-50). Miramar sintió el golpe pero llegó a ponerse siete abajo pero un triple sobre el final del tercer cuarto de Mayora dejó al local ganando 72-62.

El último pareció ser de Montevideo para ganarlo con comodidad. Miramar abusó del triple y Wadell ya no pesó. Además el extranjero cometió su cuarta falta, le pitaron técnico y se fue por quinta. Hubo otro técnico al banco y Montevideo abrió la máxima de 14. Nicoletti se puso el equipo al hombro, con triples y jugadas de tres puntos acercó a Miramar. El monito presionó a cancha completa y consiguió recuperar pelotas, además Vincent puso dos bombas y enseguida cayó otro de Nicoletti que le permitió a Miramar ponerse dos a un minuto del final.

Dogget puso un triple en la recarga y cuando regresaba a defender lo gritó hacia el banco de Miramar. El extranjero salió por quinta y le dio libre y pelota a la visita. Otra vez la rayada quedó cuatro abajo y salió a presionar, un doble de Olivera y libres en el final le terminaron dando un triunfo por ocho puntos de diferencia.

Montevideo ganó jugando un segundo tiempo muy alto en ofensiva. Dogget fue goleador con 39 puntos, además Mayora aportó 18 viniendo desde el banco. Brause terminó con 19 y puso libres en el final que aseguraron el éxito local.

Estadísticas oficiales