Se jugó la sexta Final de la NBA en Ohio, con la oportunidad nuevamente de campeonar por parte de los Golden State, pero nuevamente el “Rey” Lebron dijo que no. Ganó Cleveland 115-101 y habrá séptimo juego.

banner-720x110_2 basquet total NUEVO

El inicio de partido fue propio de una final. Ambas franquicias generaban un basquet muy dinámico pero con una eficiencia diferente, ya que en los primeros tres minutos con tres unidades Lebron, un doble de Irving y un libre de Thompson, el local ponía un 6 a 0, provocando un tiempo muerto pedido por Kerr. Los Warriors necesitaron cinco minutos para convertir un doble encestado por Draymond Green. En el final del cuarto, con un Kyrie Irving inspirado, los Cavs terminaron 31-11. Golden State 5 a 22 en campo y 1/9 en triples.

En el segundo un buen ingreso de Varejao por parte de Warriors ayudaba a los suyos para achicar, el visitante creció en su juego y se colocó a ocho, 46 a 38 a falta de 4.40 era la ventaja de los Cavs. No obstante una ráfaga comandada por LeBron James y un gran ingreso del veterano Danthay Jones con 5 puntos, ponían un parcial de 13-5 para finalizar el primer tiempo arriba 16 puntos: 59 a 43.

Ya en el tercer período el partido seguía perteneciendo a los Cavs. Con un triple de Kevin Love a falta de 8:03 para el cierre del cuarto los locales imponían su ley y sacaban la máxima renta de 24 unidades (70-46). No obstante, con un tremendo Klay Thompson con 15 puntos en este cuarto, los visitantes se iban solamente 9 puntos abajo, tras un parcial tremendo de 25-10. Final del tercer cuarto los Cavs vencían a los Warriors 80-71 y había partido.

En los doce minutos finales “King” James decidió que no había más partido, apareciendo en cada reacción de los de la bahía, sacando además por faltas a Curry con la mitad del cuarto por jugar y agotando a su “bestia negra” (Iguodala) con un juego extremadamente físico y cansador para el MVP de las Finales anteriores. Con 17 puntos en dicho período fue vital para que los Cavs cerraran el cotejo 115-101.

En el ganador del partido se destacó como ya mencionamos LeBron James con nuevamente 41 puntos (16-27 en tc, 3-6 en triples), además de agregarle 8 rebotes, 11 asistencias, 4 rebos y 3 bloqueos. Bien secundado por Thompson con 15 puntos y 16 rebotes, Irving con 23 unidades fue nuevamente su segunda espada y los 14 puntos convertidos por J.R Smith.

Mientras que en el perdedor  los Splash Brothers  se combinaron para poner 55 puntos. 30 Curry y 25 Thompson.

Los Cleveland son el tercer equipo que al estar 1-3 abajo en las Finales de la NBA que logra forzar el séptimo partido. Los anteriores fueron Los Ángeles Lakers (1966)  y los New York Knicks (1951) hace más de 50 años. Sin embargo, ninguno de ellos dos logró coronarse campeón. ¿Los Cavs podrán?