Real Madrid aplastó como visitante al Barcelona por 90 a 70 y puso 1-1 la serie final de la Liga ACB de España. El equipo “merengue” logró robar la ventaja de localía que tenían los catalanes y en caso de ganar los próximos dos juegos en su casa, serán campeones por segundo año consecutivo.

En la primera final disputada el pasado miércoles, Barcelona habia conseguido una victoria agónica sobre la bocina, que lo ponía al frente en el inicio de las finales de la Liga ACB. Por lo tanto, en el segundo encuentro Real Madrid tenía la presión de obtener un triunfo, ya que en caso contrario tendría que ganar tres juegos juegos consecutivos para quedarse con el bicampeonato.

Los dirigidos por Xavi Pascual comenzaron con Tomas Satoransky, Juan Carlos Navarro, Stratos Perperoglou, Justin Doellman y Ante Tomic. Mientras que los de Pablo Laso saltaron a la cancha con Sergio Llull, Jaycee Carroll, Jeffery Taylor, Trey Thompkins y Gustavo Ayón.

El encuentro disputado en el Palau Blaugrana de la ciudad de Barcelona, presentó un comienzo netamente favorable al conjunto visitante, que de la mano de un inspirado Sergio Llull, conseguía abrir una rápida ventaja de 9 unidades (2-11). En los minutos posteriores al minuto de tiempo solicitado por el entrenador local, el trámite seguía siendo favorable a los madrileños, que con tres triples de su armador, cerraban el primer periodo con un marcador de 28 a 12.

En los primeros minutos del segundo cuarto, los “merengues” continuaban teniendo el control absoluto de las acciones, siendo importante para ello el aporte de Trey Thompkins. Sobre el cierre de la primera mitad, con un buen ingreso desde el banco de suplentes de Pau Ribas, que era bien acompañado por el croata Ante Tomic, el equipo culé logró poner un parcial de 11-0, que les permitía mantenerse en partido. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 44 a 32.

En el comienzo del segundo tiempo se pudo observar otra actitud de los dirigidos por Xavi Pascual, que mejoraron en el costado defensivo y en ataque encontraban tiros abiertos a pie firme. Con un triple de la “bomba” Juan Carlos Navarro, los “culé” se ponían a seis puntos, lo que parecía darle una esperanza de concretar la remontada ante su público. Sin embargo, en ese momento la doble base conformada por los Sergio, Rodríguez y Llull logró poner paños fríos al vendaval blaugrana.

Al iniciar el último periodo, el score favorecía a los de blanco en cifras de 66 a 58. Los dirigidos por Pablo Laso tenían muy en claro que en caso de no conseguir un triunfo en el Palau, las chances de repetir el título de la pasada temporada se reducían a tener que ganar tres partidos consecutivos. Fue asi, que con un gran trabajo en la pintura del mexicano Gustavo Ayón, Real Madrid puso un parcial de 12-1, que fue determinante a la hora de llevarse la victoria de Barcelona, que finalmente terminó siendo por 20 puntos, 90 a 70.

En el ganador sobresalió la figura de Sergio Llull, que convirtió 20 puntos y repartió 4 asistencias, bien secundado por Gustavo Ayón con 19 tantos y 6 rebotes. Por el lado del perdedor, el croata Ante Tomic culminó como goleador con 14 unidades.

El tercer partido de la serie se disputará el lunes en el Palacio de los Deportes de Madrid. El ganador de dicho partido quedará a un triunfo de consagrarse campeón de la Liga ACB de España.