Cleveland Cavaliers venció como visitante a Golden State Warriors en cifras de 112 a 97 y de esta manera forzó un sexto juego, evitando el campeonato de los de Oakland. Los de Ohio contaron nuevamente con una dupla exuberante, ya que LeBron James y Kyrie Irving se combinaron para 82 puntos, 19 rebotes y 13 asistencias.

banner-720x110 basquet total

En el juego disputado el pasado viernes, los Warriors consiguieron un gran triunfo en condición de visitante, que los ponía al frente en la serie por 3-1. En la tarde del domingo se dio a conocer que Draymond Green, jugador titular de Golden State había sido suspendido por un partido, debido a una acumulación de faltas flagrantes, la última de ellas cobrada en un altercado que tuvo con LeBron James en el game 4.

Los dirigidos por Steve Kerr saltaron a la cancha con Stephen Curry, Klay Thompson, Harrison Barnes, Andre Iguodala y Andrew Bogut. Mientras que Tyronn Lue colocó de arranque a Kyrie Irving, J.R.Smith, LeBron James, Kevin Love y Tristan Thompson.

El encuentro disputado en el Oracle Arena de la ciudad de Oakland, presentó un comienzo favorable al conjunto local, que encontró un par de tiros abiertos a través de Klay Thompson y Stephen Curry, que le permitían abrir una temprana ventaja de siete unidades (12-5). De a poco, el equipo visitante fue mejorando el ritmo ofensivo y de la mano de un encendido Kyrie Irving, lograba emparejar las acciones. Sobre el final del primer periodo, los de San Francisco explotaron el ataque rápido, aprovechando el buen ingreso desde el banco de suplentes de Shaun Livingston y Leandrinho Barbosa.

El arranque del segundo cuarto fue con una racha de 7-0 para Cleveland, que con un buen aporte del veterano Richard Jefferson, tomaba la delantera por primera vez en la noche. De ahi en adelante se pudo observar un trámite sumamente abierto, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, maximizando la vulnerabilidad en el costado defensivo. Los de Oakland contaban con un desequilibrante Thompson, que anotaba prácticamente todo lo que lanzaba, mientras que los de Ohio sostenían su ofensiva con las penetraciones de Irving y LeBron. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el marcador igualado en 61, teniendo como principales figuras a Thompson y James, con 26 y 25 puntos respectivamente.

Luego de un comienzo de segunda mitad bastante parejo, los dirigidos por Tyronn Lue encadenaron un par de buenas defensas, a lo que le añadieron correctas decisiones a la hora de ejecutar los ataques, interpretando que la bola tenía que pasar por las manos de LeBron e Irving, que mantenían la intensidad del primer tiempo. Promediando el tercer periodo, los Cavaliers tenían a su favor una renta de 10 unidades (75-85), que empezaba a poner un poco nervioso a los aficionados locales. En los minutos finales, los comandados por Steve Kerr tomaron la opción de cometer faltas sobre Tristan Thompson, con el objetivo claro de achicar la desventaja si el pívot fallaba, aunque dicha decisión no trajo los frutos esperados por el entrenador del año.

Los primeros compases del último cuarto fueron de los más flojos del partido, ya que los Warriors fallaban un par de tiros abiertos, algo poco común en ellos, situación que no capitalizaban los Cavs que tomaban algunos lanzamientos bastante forzados. No obstante, la visita continuaba teniendo el control del juego, gozando de una ventaja de doble digito. Con nueve tantos consecutivos de “Uncle Drew”, la visita conseguía sacar la máxima de 13 puntos (96-109), restando poco más de cuatro minutos para el final del partido. En los instantes finales, los de Ohio administraron dicha renta a la perfección y terminaron llevándose un gran triunfo de Oakland en cifras de 112 a 97, para de esta manera evitar el campeonato de los Warriors y forzar al menos un sexto juego, el próximo jueves en el Quicken Loans Arena de Cleveland.

En el ganador se destacó la magnifica actuación de la pareja conformada por LeBron James y Kyrie Irving. El primero aportó 41 puntos, 16 rebotes y 7 asistencias, mientras que el segundo culminó el encuentro con 41 tantos y 6 asistencias. Por el lado del perdedor, Klay Thompson convirtió 37 unidades en los 40 minutos que estuvo en cancha.