Biguá derrotó con comodidad por 102-89 a Olimpia y quedó a un partido de clasificar entre los ocho mejores del torneo.

El equipo que dirige Edgardo Kogan fue muy superior y abrió rápido el partido para quedar al frente 2-0 en la serie.

La paridad previa entre los dos equipos no fue tal una vez que la pelota fue al aire. Olimpia se condicionó temprano, a los 51 segundos Gastón Páez llegó a la tercera falta personal luego de una ofensiva, un técnico y otra falta en defensa (mal pitada). El pívot se fue al banco y prácticamente no tuvo minutos hasta el último cuarto. Biguá abrió la primer ventaja a los dos minutos, se puso arriba 8-0 y obligó a Volcan a pedir minuto de tiempo. Puckett comenzó bien al igual que Bastón, además el colectivo defendió duro los primeros minutos. Si bien Olimpia intentó reacomodarse en ataque tuvo carencias, Elliot y Garbarino fueron bien controlados y el mejor fue Taylor. Biguá generó mejor juego en ataque donde Cambón se destacó asistiendo mientras que Bastón y Puckett lastimaron cerca del aro. El local se llevó el primer cuarto 24 a 17, llegó a tener 10 puntos de diferencia.

Ya en el segundo Biguá siguió controlando el partido. Con una mejor rotación de pelota, defensa dura y corridas de cancha fue aumentando la diferencia. Olimpia siguió con una mala producción ofensiva, Agarbado no logró conducir de buena manera al equipo. Con un buen ingreso de Brause colocando puntos y defendiendo bien, el local sacó 15 puntos de ventaja. Un pequeño pasaje de Delgado con puntos aprovechando el descanso de Puckett hizo que Olimpia se pusiera a nueve pero Cambón colocó dos triples importantes y Biguá se fue al descanso ganando 50-37.

El complemento fue todo de Biguá, que ya en el tercer cuarto comenzó a liquidar el partido. Cambón le agregó puntos a su buena conducción del equipo, Puckett y Osimani aparecieron con conversiones y el dueño de casa sacó 20 (68-48) cuando faltaban cuatro minutos y medio.

Olimpia esbozó una reacción con triples de Elliot y Garbarino que le permitieron ponerse a diez puntos pero apareció Osimani con un triple y libres en el final del tercer período que volvieron a darle tranquilidad a Biguá de cara al útlimo cuarto.

El Pato liquidó definitivamente el partido a los tres minutos del último cuarto. Puso un parcial de 12-3 y sacó la máxima (90-66). Olimpia no estuvo a la altura y en el final Elliot, que jugó más suelto, fue el encargado de “maquillar” el resultado final junto a Delgado.

El “pato” lo ganó de principio a fin y le dio un golpe a la serie.

Estadísticas oficiales