“El básquetbol es mi estilo de vida”

Un triunfo Vidal
7 Abril, 2017
El Prado casi pronto para el invierno
7 Abril, 2017
Mostrar todo

“El básquetbol es mi estilo de vida”

Emilia Larre Borges es una de las preseleccionadas para el sudamericano en la categoría U-17 que se jugará en Bolivia a fines de Junio. La jugadora de Malvín dialogó con Básquet Total sobre la preparación y su actualidad.

El lunes por la tarde en el CEFUBB, el bunker celeste, las chicas de Alejandro Álvarez se midieron contra la U-14 masculina que también se prepara para el sudamericano amistoso de la categoría. Sobre la funcionalidad del equipo Emilia dijo: “Jugamos muy bien, era nuestro primer partido amistoso y enfrentamos a una preselección de varones. Físicamente logramos aguantar todo el partido y lo táctico que sabíamos supimos mostrarlo muy bien en la cancha. El Gallego nos dijo que para ser el comienzo estuvo bueno”.

La mayoría de las preseleccionadas alguna vez han jugado con varones en su cuadro y del lado de en frente. De todas formas se enfrentaron a los mejores de la categoría: “En el 2017 de la 2002 para abajo estamos jugando con varones y practicando. Hay diferencia más que nada a la hora del físico. Las que son 2000 y 1999 no habían jugado y tratamos de nosotras, las más chicas, conducirlas a ellas, llevarlas por la misma corriente que íbamos todas. Creo que lo hicimos de buena manera y supimos demostrar correctamente lo que veníamos haciendo”.

Queda muy poco tiempo para decir presente en el torneo continental y el trabajo viene siendo arduo: “La preparación viene siendo intensa. “El Gallego” busca todos los días posibles para poder practicar. Estamos practicando dos horas por día entre semana. El físico es una cuenta pendiente porque eso lo hacemos en los clubes pero no falta nada y nos estamos preparando muy bien, nada que ver a lo que era el año pasado. En ese entonces estábamos pendiente de que cancha usar, no teníamos vestimenta, agua y este año se pudo resolver y ayuda a que nosotros nos enfoquemos más y encaremos mejor el tramo final”.

Uruguay siempre se caracteriza por ir a luchar y ser una de las sorpresas del certamen. Este año, según la mirada de Larre Borges, la celeste irá a Bolivia con la idea clara: “El Gallego nos está transmitiendo la confianza de que vamos a ir a dejar todo, tenemos que dejar el alma. Y como siempre Uruguay va a estar remando desde abajo a ver que resultado podemos conseguir. Intentaremos hacerle partido a los que sabemos que le podemos ganar y después si nos toca Argentina que sabemos que son superiores buscaremos pelear hasta el último momento y ver lo que pasa”.

Emilia Larre Borges, al igual que otros tantos, ya es un nombre que se repite en las últimas convocatorias de las Selecciones Uruguayas en formativas. Se mantiene una base y eso es un plus para este y los próximos certámenes: “Yo al grupo lo veo re bien. Tenemos muy buena química afuera de la cancha y eso se transmite para adentro del rectángulo. Nos alentamos siempre y en todo momento. Cuando una compañera erra una bandeja todas las tiramos para arriba, jamás vas a escuchar un comentario negativo. Yo nos veo re bien y todas vamos con la cabeza en la cancha a entrenar y eso suma en todo sentido”.

Emilia lleva la mayoría del tiempo jugando con la naranja y se ve mucho años más haciendo lo que ella ama: “El básquetbol es mi estilo de vida, juego desde muy chiquita. A los 7 arranqué y tengo 14, no me vería sin jugar a esto. A pesar de tener altibajos siempre miro para adelante porque es mi estilo de vida”.

A pesar de su corta edad es una de las más grandes en altura y por momentos le saca rédito aunque sabe que con su estatura puede sacar réditos acá pero cuando sale de los límites de Uruguay el asunto se complica: “Dependo mucho de mi posición. Ahora, por suerte, a la u-17 se sumó Marcela Gutiérrez que es la única jugadora que supera la barra de 1.89 m y ahora me modifica a mí. Me tengo que acostumbrar a jugar en otras posiciones porque sé que mi altura acá es buena pero a nivel sudamericano ya es otra cosa”.

La espigada jugadora defiende al Club Malvín, una institución histórica dentro del básquetbol femenino que se prepara para levantar la copa número 15 de forma consecutiva y que se plantea seguir por la misma línea en formativas: “En Malvín entrenamos con Sabina (Bello) y Fiorella (Martinelli) que siempre nos están dando para adelante. Además con Mariana Sosa hicimos una gran pretemporada porque este año va a ser distinto. Sabemos que van a haber más clubes, va a haber más competencia y nuestro objetivo siempre es que vengan llegando los resultados y que a Malvín le vaya bien”.

TG Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *