Pronto El Metro
17 Mayo, 2017
Con la pistoia cargada
18 Mayo, 2017
Mostrar todo

De LeBron con amor

Los Cavs vencieron a los Celtics por 117 a 104 en el inicio de las finales del Este. LeBron James y Kevin Love se combinaron para 70 puntos.

Los de Cleveland llegaban a las finales del Este con un récord de 8-0 en postemporada, luego de haber logrado sendas barridas ante Indiana Pacers y Toronto Raptors, en primera y segunda ronda respectivamente. Los de Boston iniciaron los playoffs venciendo a Chicago Bulls 4-2, en donde luego de perder los dos primeros partidos, encadenaron cuatro triunfos al hilo para meterse en semifinales de conferencia. En dicha instancia dejaron por el camino a Washington Wizards, en lo que fue una verdadera batalla, que se terminó definiendo en un séptimo y decisivo encuentro. En la temporada regular, se vieron las caras en cuatro oportunidades, con un balance de 3-1 favorable a los actuales campeones de la NBA.

Los dirigidos por Brad Stevens saltaron a la cancha con Isaiah Thomas, Avery Bradley, Jae Crowder, Amir Johnson y el dominicano Al Horford. Por su parte, los liderados por Tyronn Lue comenzaron con Kyrie Irving, J.R. Smith, LeBron James, Kevin Love y el canadiense Tristan Thompson.

El encuentro disputado en el TD Garden, presentó un comienzo favorable al conjunto visitante, que contaba con una buena participación de sus internos, ya que Kevin Love lastimaba en el poste alto y Tristan Thompson capturaba varios rebotes ofensivos, que le daban a su equipo la chance de generar puntos de segundas oportunidades. Como si esto fuera poco, LeBron James comenzó a dañar con sus constantes penetraciones al aro, que eran importantes para que los Cavs abrieran una rápida ventaja de 13 unidades (22-9). Con un muy buen ingreso desde el banco de suplentes del rookie Jaylen Brown, el local intentaba una reacción. No obstante, no conseguía achicar la diferencia en el tanteador, que era de once puntos al finalizar el primer periodo.

En el arranque del segundo cuarto, los de Ohio lograron con buenos movimientos en las cortinas, emparejar a Love con Marcus Smart, al cual le lleva unos 15 cm de ventaja. El ala pívot aprovechó a la perfección ese “mismatch”, anotando tres anotaciones consecutivas, que le permitían a Cleveland sacar una renta de 16 unidades (36-20). Los de Massachusetts no encontraban soluciones defensivas para frenar el vendaval ofensivo de su rival, mientras que en el otro costado de la cancha sufrían el bajo nivel de Isaiah Thomas, que convirtió apenas uno de sus primeros ocho tiros de campó lanzados. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el visitante al frente en cifras de 61 a 39, con una exuberante actuación de LeBron, que anotó 23 tantos en la primera mitad.

En el inicio del segundo tiempo se pudo observar un trámite en el cual un equipo buscaba por todos los medios acortar la brecha y en donde su rival tenía como principal objetivo el mantener la diferencia en el electrónico. Los dirigidos por Brad Stevens encontraban una mayor participación de su backcourt conformado por Thomas y Bradley, mientras que los comandados por Tyronn Lue continuaban teniendo a un encendido Love, que se mostraba muy certero con los lanzamientos a larga distancia. Con un buen aporte ofensivo del dominicano Al Horford, el dueño de casa colocaba un parcial de 13-4 en los últimos dos minutos del tercer periodo, para lograr ponerse a 17 puntos (92-75), lo que hacía meter a sus aficionados en el partido y a su vez pensar en una remontada heroica.

El comienzo del último cuarto fue sumamente impreciso, ya que ambos equipos tenían problemas a la hora de anotar, siendo esto un panorama favorable a Cleveland, que seguía teniendo a su favor una ventaja cercana a los 20 puntos. Boston en ningún momento pudo terminar de ponerse en juego, lo que provocó que muy temprano fueran bajando los brazos. Los últimos minutos estuvieron absolutamente de sobra y sirvieron únicamente para que ambos entrenadores le dieran descanso a sus principales figuras, pensando ya en el partido que se llevará a cabo dentro de 48 horas. Finalmente, los Cavaliers se quedaron con el triunfo por 117 a 104 y de esta manera comenzaron con una victoria las finales de la conferencia Este, pero lo más importante, recuperaron el factor cancha que tenían a su favor los Celtics.

En el ganador se destacó la brillante actuación de LeBron James, que aportó 38 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, muy bien acompañado por Kevin Love con 32 tantos y 12 rebotes. Por el lado del perdedor, Jae Crowder y Avery Bradley anotaron 21 unidades cada uno.

El segundo juego de la serie se disputará el próximo viernes en este mismo escenario.

TG Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *