Real Madrid venció a domicilio al Alba Berlín en una nueva jornada de la Euroliga. El equipo de Jayson Granger cosechó su cuarta caída consecutiva jugando como local en el torneo continental.

En partido correspondiente a la 23° jornada del torneo de clubes más importante del viejo continente se veían las caras Alba Berlín y Real Madrid. Los primeros venían de caer en casa ante el CSKA Moscú, mientras que los segundos, en su última presentación habían derrotado al Panathinaikos jugando en la capital de España. Los dirigidos por Aito García Reneses saltaron a la cancha con Jayson Granger, Jonas Msttisseck, Louis Olinde, Luke Sikma y el norteamericano Ben Lammers. Por su parte, los comandados por Pablo Laso lo hicieron con Carlos Alocén, Fabien Causeur, Alberto Abalde, Usman Garuba y el caboverdiano Walter Tavares.

El juego celebrado en el Mercedes-Benz Arena mostró un inicio bastante equilibrado, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. El conjunto locatario lastimaba con los lanzamientos perimetrales de Simone Fontecchio y Ben Lammers, mientras que el elenco visitante dañaba de la misma forma por intermedio de Alberto Abalde y Fabien Causeur. Sobre el cierte del primer cuarto, los madrileños colocaron un parcial de 10-0, que les daba la posibilidad de abrir una ventaja de diez unidades (10-20). En ese lapso fue importante el juego interno conformado por Usman Garuba y Walter Tavares. Con el correr de los minutos, los entrenadores fueron rotando sus plantillas. Los alemanes encontraron soluciones en Marcus Eriksson y Maodo Lo. Por su parte, los españoles hallaron una vía de gol en Trey Thompkins.

Al dar comienzo la segunda mitad, la visita se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 40 a 30. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite sumamente impreciso, en donde las defensas superaban claramente a los ataques. Los dirigidos por Aito García Reneses intentaban concretar una reacción, teniendo como principal argumento el pick and roll que llevaban a cabo Jayson Granger y Luke Sikma. No obstante, con un buen aporte de la doble base Alocén-Causeur, los comandados por Pablo Laso llegaron a sacar una renta de 16 puntos (47-63), que parecía encaminar la victoria. Sin embargo, el dueño de casa puso un sorprendente 16-2, que le permitía ponerse a una posesión, con poco más de dos minutos por jugar. A pesar de la reacción del Alba, un gol y foul de Tavares terminó de inclinar la balanza a favor del merengue. Finalmente, Real Madrid se quedó con el triunfo por 72 a 63 y de esa manera alcanzó un récord de 15-8, dejando a su rival con un balance de 8-15.

En el ganador se destacó la actuación de Fabien Causeur, que aportó 13 puntos y 5 asistencias, secundado por Carlos Alocén con 12 tantos. Por el lado del perdedor, Luke Sikma anotó 16 unidades y atrapó 6 rebotes.

El base uruguayo Jayson Granger encestó 2 puntos (0/4 triples y 1/6 dobles), capturó 2 rebotes, repartió 8 asistencias, robó 1 balón, colocó 1 tapa y recibió 7 faltas, en los 31:13 minutos que estuvo en cancha, con una valoración total de 9.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota será el domingo, cuando por una nueva jornada de la BBL alemana tenga que recibir al Vechta.

Foto: Twitter Real Madrid (@RMBaloncesto)