Pinheiros de Mauro Zubiaurre terminó el 2020 perdiendo, y lo comenzó de igual forma. Esta vez fue en el clásico como visitante frente a Paulistano y no levanta cabeza en la NBB.

El partido tuvo al oriental en la banca observando cómo el juego estuvo medio impreciso en los primeros minutos, pero igualmente también vio como el local se imponía con Barbosa en la pintura. Luego de ese comienzo dubitativo, Pinheiros logró responder con una mejora ofensiva de la mano de Humberto. Sin embargo, una bomba de Deryk sobre el final dejó al primer chico en 16-11.

Los segundos diez minutos comenzaron con Ruivo siendo una pieza clave en Paulistano, que sacaba casi una renta de dos dígitos. No obstante, Humberto se encargó nuevamente de poner la cara por la visita y dejar la diferencia en una posesión. Una bomba de Beto hizo que el primer tiempo terminara 34-28 para los dueños de casa.

La parte complementaria tuvo a Maique haciéndose fuerte en todas las zonas del rectángulo. Gabriel y Munford respondieron por el equipo del charrúa, que quería a toda costa estar en partido. Luego, el trámite estuvo en un bache por algunos minutos, aunque el final del mismo encontró mejor parado a los visitantes que con Humberto a la cabeza pudieron acercarse 50-43.

El periodo final contó con un parcial de 8-0 para Paulistano en los primeros dos minutos que complicó las cosas a Zubiaurre y compañía. El local siguió encestando hasta qué Humberto cortó la sequía, pero faltando cinco minutos. De ahí en más, Paulistano supo administrar la renta, haciendo que el marcador permaneciera prácticamente idéntico por casi tres minutos. De esta forma, el juego se cerró en 68-46.

En el ganador, Deryk puso 15 unidades y 5 asistencias. En tanto, en el perdedor Humberto y sus 16 puntos fueron lo más interesante. Por la parte de Zubiaurre, Mauro contó con casi 12 minutos en cancha en los cuales aportó sólo una asistencia.

De esta forma, Pinheiros se empieza a hundir nuevamente en el fondo de la tabla de posiciones de la liga brasileña, con un récord de 4-10. El próximo cotejo del oriental será mañana como local a las 20 horas ante Bauru.