El pasado fin de semana, Uruguay realizó una gran participación en el torneo Esports, compitiendo por primera vez en un torneo de estas características y finalizando vicecampeón por detrás de Argentina. Luego de algunos días de finalizada la competencia, Basquet Total dialogó con Nicolás Fernández, integrante de la selección uruguaya.

Sobre el balance, Fernandes expresó: “El balance fue super positivo. Cuando nos enteramos qué selecciones iban a presentarse, sabíamos que el rival más duro era Argentina y así fue. A medida que transcurría el campeonato, nos fuimos acomodando y encontrando nuestra mejor versión. El rival para meternos en la final era Brasil y fue el que enfrentamos con mayor concentración, salimos a matarlos y les ganamos muy bien. Luego en la final hubo errores que nos costaron muy caros y si bien te da bronca perder, estamos muy contentos de lo logrado porque es la primera vez que Uruguay se presenta a un certamen de esta magnitud y dejamos a la selección bien arriba”.

Nicolás el único partido que no disputó fue contra Venezuela y expresó como vivió el estar afuera: “No había nada planificado previamente, Juanma (Olave) es nuestro capitán y el que decide quién juega cada partido. Él decidió que el partido con Venezuela lo jugará Gonzalo (Pose) y lo tomé con total naturalidad, somos un equipo y cualquiera puede jugar, además de que Gonza hizo un gran partido. Juan es nuestro capitán y el que nos dice que hacer y como frente a cada equipo. A Brasil y a Argentina los conocemos mucho porque los hemos enfrentado muchas veces en los equipos que nosotros jugamos. Conocer tanto de los equipos y del scouting, fue lo que nos hizo llegar tan lejos”.

A pesar de que su rendimiento como el de todo Uruguay fue muy bueno, es autocrítico y sabe que las cosas siempre se pueden mejorar: “Juego de escolta con un arquetipo que es similar a un francotirador puro, más tiro y poca defensa. Soy un estilo más de recibir y tirar o moverme y generar para un tiro propio en ofensiva, mientras en defensa defiendo la esquina. En la final contra Argentina, por ejemplo, conocía a quién debía defender y lo que hacía. Mi objetivo era dejarlo en 0 punto y quedarme con él haciendo el box out, ya que él nunca iba al rebote, por lo que yo tampoco debía ir. En un par de partidos tuve errores puntuales que lamentablemente nos costaron caro. En líneas generales me quedé contento con mi rendimiento y con el del equipo, tengo la confianza de todos mis compañeros, cada uno debe siempre confiar en sus habilidades”.

Por último, se refirió a lo que se viene tanto para su equipo como para Uruguay en el futuro: “En el equipo donde yo juego (Vélez) estamos en la final de la Liga IESA, que es una comunidad de una Liga Argentina, aunque también participan equipos brasileros y chilenos. Fuimos campeones de nuestra conferencia nos queda enfrentar a Banfield en la final de la Liga. No se sabe si se juega ahora antes de terminar el año, o más adelante”.

“Con respecto a la selección la idea es que la comunidad de 2K siga creciendo, tenemos el apoyo de la Federación en esto y tomaron las riendas para poder organizar torneos locales y poder arrimar gente de buen nivel, que termine sumándose a la selección. Sin dudas que, si seguimos practicando y por este camino, vamos a llegar lejos” sentenció.