Foto: Basketball Champions League

Con una soberbia actuación del finlandés Sasu Salin, Iberostar Tenerife derrotó al Galatasaray en Turquía y quedó a un paso de lograr la clasificación al Top 16 de la Champions League. Bruno Fitipaldo tuvo un gran partido en la generación, repartiendo 13 asistencias.

Por la cuarta jornada del grupo A de la Champions se veían las caras Galatasaray e Iberostar Tenerife. Los primeros estaban obligados a obtener una victoria para no quedar eliminados, mientras que su rival, en caso de ganar pondría un pie y medio en la segunda fase. Los dirigidos por Omer Ugurata saltaron a la cancha con Daryl Macon, Baris Ermis, Goksenin Koksal, Alex Tyus y el australiano Brock Motum. Por su parte, los comandados por Txus Vidorreta comenzaron con Bruno Fitipaldo, Sasu Salin, Sergio Rodríguez, Tyler Cavanaugh y Fran Guerra.

El encuentro celebrado en el Sinan Erdem Dome presentó un inicio sumamente equilibrado, en el que ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. El elenco locatario lastimaba en la zona pintada por intermedio de Alex Tyus y Brock Motum, mientras que el conjunto visitante dañaba con los lanzamientos a distancia de Spencer Butterfield y Bruno Fitipaldo. Con el correr de los minutos, ambos entrenadores fueron moviendo el banco de suplentes, de donde emergieron dos grandes figuras. Los turcos encontraron soluciones a través del norteamericano Johnathan Williams. Por su parte, los españoles lo hicieron a través del georgiano Giorgi Shermadini. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 50 a 49.

En los primeros compases del complemento se mantenía la tónica que tuvo el partido durante toda la primera mitad, en donde ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, aprovechando las falencias defensivas del rival. Los de Estambul continuaban teniendo a un Brock Motum determinante en el poste bajo, mientras que los canarios contaban con un Sasu Salin en modo terrorista, anotando absolutamente todo lo que lanzaba desde el perímetro. Los dirigidos por Txus Vidorreta colocaron un parcial de 8-0 en los primeros dos minutos del último cuarto, que les permitía sacar una renta de diez puntos, que sería lapidaria para las aspiraciones del Galatasaray. Finalmente, Iberostar Tenerife se quedó con el triunfo por 104 a 89, para de esa forma poner un pie y medio en la segunda fase de la Champions League.

En el ganador se destacó la brillante actuación del finlandés Sasu Salin, que anotó 34 puntos (8/11 triples) y repartió 6 asistencias, bien acompañado por Spencer Butterfield con 17 tantos (5/5 triples). Por el lado del perdedor, el australiano Brock Motum y el estadounidense Daryl Macon convirtieron 18 unidades cada uno.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo estuvo 29:30 minutos en cancha, en los cuales aportó 6 puntos (1/4 triples, 1/6 dobles y 1/2 libres), 2 rebotes, 13 asistencias y 5 robos, para una valoración total de 14.

El próximo compromiso del equipo del ex Malvín será el domingo, cuando tenga que visitar al Baskonia por la Liga ACB.