A pesar de la situación por la que está transitando, el entrenador de Nacional, Leonardo Zylbersztein, dialogó con Basquet Total.

Inicialmente, la conversación estuvo dirigida a la salud, tanto de Zylbersztein como del resto del plantel. En ese sentido, comentó: “Estamos bien. En mi caso sin síntomas, al igual que 14 de los 17 casos que tenemos. Gracias al seguimiento diario que nos hace el médico, sabemos que algunos están con pérdida de olfato y gusto, pero la mayoría no presentamos grandes complicaciones”.

En cuanto a la dificultad del tema y la posibilidad de mantenerse en contacto, afirmó: “Actualmente hacemos algunas reuniones por zoom, aunque sea para vernos las caras. Planificamos juntarnos el lunes que viene, en la medida que todos los hisopados den negativos. Sería al aire libre, para empezar con los trabajos físicos. La idea, es no perder completamente la forma obtenida al momento de haber vuelto a competir”.

Realizando un pequeño balance de lo mostrado por su equipo, tras la inactividad comenzada en marzo, Leo explicó: “En la primera fecha contra Trouville el objetivo era cuidar a los jugadores. Ante Defensor fue una serie dura, en la que salvo el tercer juego, nunca contamos con el plantel completo. Después de arrancar 2-0 y que nos empataran, pudimos ganar el quinto. La llave en sí nos ayudó a mejorar el ataque, por lo asfixiantes que fueron ellos. También sirvió para enfrentarnos a dos pivots que no eran tan grandes, preparándonos para una situación similar a la que tendríamos ante Aguada. En la semifinal, jugamos 30 minutos muy bien. Sacando los primeros y los últimos, dominamos al rival e incluso tomamos una buena distancia. Ganábamos la serie 1 a 0, estábamos muy bien, y éramos los que menos queríamos que se parara”.

Consultado acerca de las alternativas que se manejan para volver a la actividad, el técnico bicampeón de Liga dijo: “Ahora queda mirar para adelante y esperar que se pueda jugar, cada uno con todo su potencial, para terminar el torneo. Ojalá que sea con los mismos extranjeros. Más allá de todo lo que se habla, de lo que quieran los clubes o la federación, ya es un tema a nivel gobierno y país. Cuando se habiliten los estadios cerrados, podremos referirnos a una forma de disputa y a fechas concretas”.

Finalmente, sobre la realidad actual frente al Covid, Zylbersztein expresó: “Es cierto que la situación del Uruguay cambió, y que nadie está libre de este virus. Lamentablemente, muchas instituciones están pasando por esto. Todos tenemos familiares, especialmente de determinadas edades, y ojalá que se vuelva a la normalidad en poco tiempo, para así retomar nuestro trabajo”.