Luego de la cómoda victoria ante Deportivo Paysandú, Básquet Total tuvo unas palabras con Analía Martínez, una de las figuras del rojinegro.

Luego de varios juegos sin poder sumar el punto, las Lobas ganaron un juego importantísimo para clasificar a la final de la Copa de Bronce: “Por suerte se nos dio. Después de un par de malas rachas hoy pudimos demostrar lo que somos como equipo y por fin se nos dio de nuevo la victoria”.

Con un primer cuarto en el cual brilló con su hermana, Analía también analiza cuales fueron las claves del triunfo: “Si bien nosotras podemos destacarnos más que nada en el ataque, en lo colectivo estuvimos bastante bien. Cuando estamos tranquilas y hacemos las cosas bien, es cuando podemos lograr nuestros objetivos”.

En la mitad del segundo cuarto, el Paysa puso un parcial de 8-0 en dos minutos y se puso a cinco. Esto provocó el enojo de “Cacho” Jones: “Nos dijo que en el ataque pensemos un poco más porque estábamos tomando malas decisiones, además de tiros rápidos y malos. Empezamos a pasar la bola y encontrar a quien estaba mejor posicionada para el tiro”.

Pese a todas las dificultades del 2020, Capurro está en una final y tiene unos días de reposo antes de la final. “El equipo está bien, y más en un año bastante complicado porque somos muchas. Pero pudimos acoplarnos y consolidarnos. Después llegó Abril (Ramírez), quien también tuvo que hacer su proceso para adaptarse al grupo, aunque se terminó adaptando más que bien, tanto dentro como fuera de la cancha. Al poder consolidarnos somos un equipo mucho más fuerte”.

Para finalizar, fue consultado sobre la sensación de poder disputar un partido tan importante con su hermana, a lo que respondió. “Es algo que nos apasiona a las dos, ya que siempre quisimos hacerlo juntas. Obviamente que estamos muy contentas de pasar estas experiencias juntas”.