Alba Berlín derrotó como local al Khimki y cosechó su tercera victoria en la Euroliga. El equipo de Jayson Granger anotó por primera vez en la temporada 100 puntos en un partido.

Por la undécima jornada del torneo de clubes más importante del viejo continente se enfrentaban Alba Berlín y Khimki. Los primeros venían de caer en casa ante el Zenit, mientras que los segundos, en su última presentación, había caída por paliza ante el Anadolu Efes jugando en condición de locales. Los dirigidos por el español Aito García Reneses saltaron a la cancha con Peyton Siva, Maodo Lo, Simone Fontecchio, Luke Sikma y Ben Lammers. Por su parte, los comandados por el lituano Rimas Kurtinaitis comenzaron con Alexey Shved, Vyacheslav Zaytsev, Sergey Karasev, Jonas Jerebko y Jordan Mickey.

El encuentro celebrado en el Mercedes-Benz Arena de la capital alemana presentó un inicio netamente favorable al elenco visitante, que con un buen aporte de su backcourt conformado por Alexey Shved y Vyacheslav Zaytsev, el primero anotando y el segundo asistiendo, conseguía poner un 10-0 en los primeros tres minutos del partido. De a poco, el conjunto locatario fue realizando ajustes en defensa, que sumado al goleo de Maodo Lo y Luke Sikma, le daba la posibilidad de equilibrar rápidamente las acciones. Gracias a los excelentes ingresos desde el banco de suplentes tanto de Jayson Granger como de Niels Giffey, los alemanes colocaron un parcial de 16-5, que hacía que abrierar una diferencia de siete unidades (36-29). Los rusos tenían serios problemas defensivos, mientras que en el otro costado del rectángulo dependían en exceso de los lanzamientos exteriores del sueco Jonas Jerebko. El dueño de casa se marchó al descanso largo al frente en cifras de 50 a 44.

En el arranque del complemento los actuales campeones de Alemania siguieron teniendo el control del juego, siendo importante para ello la alta efectividad desde más allá de los 6.75 metros. Bombas consecutivas de Fontecchio y Giffey, le permitían al equipo local manejar una diferencia en el score de dos dígitos. Sobre el cierre del tercer periodo, los dirigidos por el español Aito García Reneses lograron sacar una renta de 18 tantos (77-59), que prácticamente sentenciaba el encuentro. A pesar de haber tenido una buen aporte en la generación, la baja producción ofensiva de Alexey Shved le pasó factura a los comandados por Rimas Kurtinaitis, que en ningún momento pudieron concretar una reacción, que los hiciera pensar que se podía producir un milagro. Finalmente, Alba Berlín se quedó con el triunfo por 100 a 80 y de esa manera alcanzó un récord de 3-6, que lo mantiene a un par de victorias de la zona de clasificación a los playoffs de la Euroliga.

En el ganador sobresalió la figura de Niels Giffey, que saliendo desde la banca encestó 22 puntos (4/4 triples) y atrapó 4 rebotes, bien acompañado por Luke Sikma, que aportó 20 tantos, 9 rebotes y 5 asistencias. Por el lado del perdedor, Jonas Jerebko terminó como máximo anotador con 20 unidades.

El armador uruguayo Jayson Granger anotó 3 puntos (1/4 triples y 0/1 dobles), capturó 4 rebotes, repartió 6 asistencias, robó 1 balón y recibió 2 faltas, en los 21:34 minutos que permaneció en cancha, para una valoración total de 8.

El próximo compromiso del equipo del ex jugador de Cordón será el martes, cuando tenga que enfrentar al Olimpia Milano en territorio italiano.

Foto: Twitter Alba Berlín