Hebraica Macabi derrotó a Malvin 73-69 en un juego de locos y que precisó de un alargue para conocer el equipo ganador. Victoria Pereyra fue una de las figuras del encuentro y tras el mismo charló extensamente diciendo cosas realmente interesantes. 

Pereyra comenzó expresando sus primeras sensaciones: “Fue un partidazo, nos preparamos mucho para esto. El equipo se está preparando para estas instancias. Tuvimos una mala pasada contra Bohemios donde nos levantaron el juego y eso nos marcó. Hoy contra Malvín pudimos salir al segundo tiempo mucho más atentas y estamos muy contentas”. 

“Vico”, se refirió al no poder conservar las ventajas, algo que le pasó a Macabi frente a Bohemios y que hoy jugó a su favor: “A veces pasa en los partidos que el equipo que tiene una ventaja a su favor no sale tan fuerte como el que está abajo, que sabe que tiene que salir a ganarlo, es parte del básquetbol. Hablamos toda la semana que no podía pasarnos más lo del partido pasado y hoy lo pudimos revertir”.

Desde que ha llegado Ana Paz ha dejado muy buena impresión.  Sobre esto, habló su compañera y se deshizo en elogios: “Ana nos potenció muchísimo. Primero es una excelente persona y estamos felices con ella, nos trajo una energía totalmente diferente. Es tremenda jugadora porque más allá de ser de rol, es muy completa. Tira de tres, penetra con las dos manos, defensivamente es un toro y nos ayuda desde todo punto de vista. No tengo nada para decir realmente, es todo positivo”.

Hebraica perdió peso en la pintura en el momento más caliente del juego pero lo disimuló correctamente: “Malvin no tiene una pívot definida entonces emparejarse bien entre las jugadoras creo que ayudó. Nosotras sacamos una ventaja al tener una jugadora tan grande como Dai (Cartró) y más allá de que ella haya salido por quinta y también haber perdido por faltas a Martina (Mariño) que son quienes van fuerte al rebote, el equipo se conscientizo que había que salir adelante y por suerte pudimos conseguir este puntazo”.

Para cerrar, Victoria dejó en claro la importancia de lo logrado y lo bien que le hacen al equipo estos triunfos: “La realidad es que el punto perdido contra Bohemios nos sacudió. Lo de hoy no voy a mirarlo desde el punto de vista de sacarle el invicto a Malvin, sino de jugarle de igual a igual a un equipo que viene primero, que tiene excelentes jugadoras y un muy buen juego colectivo. Creo que tenemos que quedarnos con eso, jugarle de igual a igual al campeón, al equipo que venía invicto. Eso es lo que motiva, no el sacarle el invicto”.