25 de Agosto viajó a Mercedes y se trajo un importante punto ante Remeros. Florencia Sergio fue una de las figuras y habló con Básquet Total tras el partido.

Al entrar con igual cantidad de victorias que su rival de turno, el punto era fundamental, pero también las Leonas lo consiguieron con un gran básquetbol: “Fue un partido que teníamos que ganar si no se nos iba a complicar, porque después se vienen Bohemios y Malvín, dos equipos muy fuertes. Lo supimos llevar muy bien en defensa, supimos a quien marcar, en rebotes fuimos superiores en ciertos momentos. Esa fue la clave, defender y atacar en velocidad”.

Tanto Florencia como Rossana Dagnino tuvieron un rol fundamental desde el bajo para anotar y generar para el equipo: “Roxy (Dagnino) ahí abajo está intratable, pelota que se la das, pelota que mete. Tenemos buena estatura, creo que somos uno de los que más tiene. Hay que aprovechar ahí, ponerla abajo y cuando se cierran, sacarla al triple. Tenemos buenas tiradoras también, lo supimos aprovechar y fue algo clave”.

Las Leonas contaron con un aporte fundamental de sus U19 para estirar la rotación: “Tenemos muy buenas compañeras en la banca. Son chicas de edad, entonces les falta experiencia y más que nada confianza, que creo que a medida que vayan jugando y sumando rodaje en la primera femenil van a ir mejorando. Pero tenemos muy buenas jugadoras en banca sí”.

Desde su experiencia en el exterior, contó que se le enseña a las más chicas: “A no bajar los brazos. Es complicado, sabemos que en Uruguay recién está creciendo. Entonces que no bajen los brazos, que sigan entrenando y con confianza. A meterle y lo que agarran en los minutos que pueden jugar, que lo aprovechen porque nosotras no tuvimos las oportunidades que están teniendo ellas hoy en día. Principalmente eso, que tienen que aprovechar al máximo todo el apoyo que les están dando”.

Consultada por sus primeros partidos tras varios meses inactiva nos dijo: “Ahí voy, bastante mal (risas). Arranqué mal el torneo, hacía cinco meses que no jugaba, no tocaba una pelota, nada de físico. Hace tres semanas estoy entrenando y jugando, pero empecé mal, no metía nada. Espero poder aportarle más al equipo e ir creciendo desde este partido, olvidarme de los otros y meterle para Bohemios y Malvín que es lo que viene y que son muy complicados”.

A pesar de ser un equipo que se siente cómodo con un ritmo de juego bajo, en el primer tiempo con una presión intensa en toda la cancha el Veinte obtuvo réditos: “Tenemos que meterle a ese tipo de ritmo porque se vienen equipos rápidos también. En sí nosotras no somos muy rápidas, somos todas altas. Tenemos que empezar a meterle a eso, de hecho estamos metiéndole al físico para poder estar un poco más rápidas porque es nuestra debilidad la velocidad”.

Bohemios está en el futuro inmediato de 25 de Agosto y Sergio se refirió al rival: “Va a estar muy reñido porque también tienen una muy buena poste (Fiorotto). Va a estar muy bueno, tienen más nivel que Remeros creo. Va a estar reñido, esperemos ganarlo porque si no ganamos estamos en el horno (risas)”.

Respecto a con que se ilusiona el equipo dijo: “Ahora entrar entre los primeros cuatro y pelear la Copa de Oro. Motivarnos a eso y si no se puede, que espero que sí, meterle a la de Plata”.

Tras varias temporadas en México, Florencia nos contó para finalizar, como es su reencuentro con Uruguay: “Todavía me va costando. Hace un mes llegué, todavía me voy adaptando a todo, volver con mis padres, a entrenar, los viajes, que me hago una hora porque vivo en Lomas de Solymar. Todo el ritmo que lleva Uruguay, porque allá la vida es como más rápida. Ahí voy, más o menos adaptándome, me está costando bastante, pero con tiempo supongo que ya voy a adaptarme”.