Luego de descontar y colocarse 2-1 abajo, Daniel Lovera y Matías Sandes conversaron en conferencia de prensa.

En cuanto al enfoque de Macabi para el encuentro, con las dificultades de la cuarentena que les imposibilitó entrenarse con normalidad, luego de la victoria el técnico comentó: “Veníamos trabajando para esto desde el primer partido. El segundo lo podríamos haber ganado, de no ser por algunos errores que cometimos. Hoy era la oportunidad de tener una revancha, marcando la cancha de entrada.Contamos con la capacidad de tomar una ventaja, después con la entereza para aguantar la reacción. Incluso en los momentos más difíciles como cuando se pusieron a siete, llegamos al gol y contuvimos los embates de Trouville”.

Analizando lo demostrado en la serie hasta acá, Lovera resumió: “No sé si somos superiores o no. Está claro que no hay 20 puntos de distancia entre uno y otro. Son rachas que se pueden abrir y luego revertir”.

El coach fue consultado acerca del rendimiento de Batista: “No voy a descubrir lo que le da Esteban a un equipo. Tal vez el tiempo parados perjudicó su adaptación, por ejemplo para liberarle la pintura y favorecer su uno por uno. Entiende mucho el juego, quiere involucrar a los demás y a veces se hace difícil. Con la acumulación de minutos, vamos a intentar sacarle más redito”.

Sobre la adaptación del ala pivot a nuestro medio, Sandes explicó: “Hace bastante que estoy trabajando acá. Me siento muy a gusto. Me he podido acomodar, también gracias a que me dejaron claro mi rol de entrada. El nivel de los jugadores es altísimo y me llamó la atención para bien. La Liga es extremadamente física, especialmente cuando uno está atrás en el marcador y necesita achicar. Ahí cambia la tendencia en cuanto a los fallos arbitrales”.

Pensando en lo que se viene, el número 22 argentino reflexionó: “El parate largo hace que existan mayores sorpresas. Las estructuras son relativamente nuevas y se asemeja más a un inicio de temporada, pero ya disputando los Playoffs. La clave es afrontar la llave partido a partido. Sabemos que sigue estando cuesta arriba para nosotros, pero mentalmente estamos preparados para pararnos en la cancha. El camino es el de los últimos dos puntos”.

De cara al cuarto punto del miércoles, el conductor puntualizó: “Es prematuro para hacer un balance de los aspectos a mejorar. Es cierto que cuando cargaron el rebote ofensivo nos dañaron. Era normal que se vinieran, por la necesidad de ir a todo o nada. Hubo alguna falta no pitada, por cómo estaba de abierto el trámite. En ese sentido, me gustaría que el criterio arbitral sea único, durante los 40 minutos y por parte de los tres jueces”.