Con Dominique Morrison como figura, Nacional venció a Defensor Sporting, para quedar 2 a 0 y arañar las semifinales.

En el arranque, los extranjeros del fusionado se mostraban dubitativos para ir hacia el aro. La poca efectividad, derivaba en malas transiciones hacia la defensa. El bolso, con mucha más determinación, sustentado en Cabezas y Morrison, colocó un 8 a 0 en tres minutos. Promediando el cuarto, se produjo el debut de Mitchell, quien fue involucrado mayoritariamente por el foráneo de pelo largo, a partir de sus cortinas y desmarques. García intentó distribuir la bola, aprovechando algunos espacios que le dieron para el tiro. Con imprecisiones de ambos lados, Nacional que había sacado 9, cerró el parcial arriba 17 a 11.

El mejor resumen del chico inicial, lo hizo Tito. Para el segundo salió con todos criollos, en busca de mayor energía y confianza. Los de Punta Carretas estuvieron más activos en las rotaciones, aunque perdieron peso en la zona pintada. Con Mitchell y Passos juntos en el rectángulo, la docena de distancia marcaba lo que hacían unos y otros. Algún pasaje de Acosta y corrida de Dotti, produjo que de 13 pasaran a ser 9. Zylbersztein mandó la zona 2-3, y cada tiro de Defensor era una plegaria. Mientras entre Gadson y Daniels embocaban 1 de 14, el tricolor sacaba ventaja de distracciones infantiles, que liberaban a sus hombres cortando por el eje de cancha. También fue a zona Sporting, aunque no le dio resultados. El descanso largo llegó con Nacional 37-23.

Para el complemento se esperaba una reacción pronta, de forma tal que a Defensor le diera para ponerse en juego. Pero esa fue la teoría, porque la práctica resultó totalmente distinta, y se explica en pocas palabras. Dominique Morrison en modo asesino. Pese a que Acosta, Da Costa, Dotti y Daniels intentaron pararlo, sus 13 puntos en 5 minutos, hicieron que a la mitad del periodo el bolso llevara la delantera por 20. De ahí en más, poco goleo. Mitchell tuvo su racha, Gadson rompió la sequía y Morrison volvió a llevarse los reflectores. Salió por un golpe, preocupando a Zylbersztein, Giordano y Bergessio que estaban en el Antel Arena. Pareció ser sólo eso, igualmente el equipo nunca se desenfocó, para entrar al último 21 arriba.

El epílogo, sólo sirvió para decorar los números. Morrison volvió, para llevar tranquilidad a todos los bolsilludos. Gadson, Glass y Daniels hicieron algo más, lejos de estar a la altura. Romero y Cabezas siguieron prendidos en la contención, favoreciendo las corridas. Mitchell tuvo rodaje, al igual que los pibes de ambos bandos. Finalmente, tras la máxima de 28 y habiendo estado todo el partido al frente, Nacional ganó por 80 a 67, dándole un golpazo a Defensor y a la serie, para quedar a un juego de las semis.

 

EL GRITO

“Are you crazy man?”


El tipo veía el aro como una piscina olímpica. La metía de todos lados y de todos los colores. Tito dijo basta y pidió el tiempo. Mitchell no tuvo mejor forma de celebrar lo que hacía Morrison, que con esta expresión. Una especie de qué loco que estás, con acento estadounidense.

UNO x UNO

DEFENSOR SPORTING

García (4): En ascenso, en comparación con los otros dos partidos post pandemia. Para ser el que pasó por Aguada, todavía le falta. Dotti (2): Casi desapercibido, y eso para un player nunca es buena cosa. Gadson (1): Hizo cero en el primer tiempo. Lejísimos de la figura que nos pintó la noche anterior. Glass (5): A la inversa de Gadson. No se esperaba demasiado de él, sin embargo (con poco) fue el mejor de los extranjeros. Daniels (3): Perdió sistemáticamente el duelo con Hatila. Acosta (4): Intentó algo, presionó y consiguió resultados. Bastón (4): Buscó imponerse a partir de la defensa y alguna mano. Ottonello (3): Rebotes, que no pudieron cambiar la ecuación. Da Costa (2): Algo de intensidad, pero intermitente. Pereyra y Couste (-): Poco tiempo en cancha. Tito (3): No se le puede achacar que no haya buscado variantes. De estrategia y de hombres. Igual de cierto, es que debe estar sumamente preocupado por la respuesta que encontró, y porque la serie está lejísimos.  

NACIONAL

Romero (7): No esperen que el gallego sea el goleador. Abanderado de la presión en primera línea, asistencias, rebotes y todo lo otro que necesita el colectivo. Cabezas (8): Arrancó bárbaro y se mantuvo. Entró en el quinteto por la lesión de Moglia. Sisi, es cierto que Santiago no estuvo, pero su ausencia fue disimulada a la perfección por este señor. Morrison (10): Si no ponemos esta calificación hoy, entonces cuándo? Recontra destacado. Souberbielle (7): Fue encontrando los espacios que le dejaban. Y Marcel calibrado es de temer. Passos (6): Si venía entre algodones, el nuevo foráneo y la amplia victoria le vinieron bárbaro. Cuando estuvo adentro, fue un muro en la pintura. Mitchell (7): Aaaaatención diría Mariano Closs. Mostró cosas interesantísimas, que con tiempo de trabajo y mejor forma física, irá puliendo. Larrea (6): Entró prendido atrás, animándose a algún tirito, porque el partido lo permitió. Álvarez (5): Perdió espacio con Mitchell, aunque el tiempo que estuvo rindió. Ruiz, Juarez y Couto (-): Minutos en el rectángulo. Zylbersztein (9): Sin una figura como Moglia, su plantel parece estar creciendo en las que duelen. Mantuvo la intensidad siempre. Se vio juego de equipo  y eso lo debe haber dejado contento.

VAR

Adrián Vázquez, Enrique Ferreira y Alejandra Godoy (6): Correcta labor. Con Vázquez corrigiendo cuando había que hacerlo. Pitaron con seguridad.

_______________________

LO DESTACADO

Dominique Morrison. La rompió absolutamente toda. No es la primera vez que lo hace en estas latitudes, pero que lindo es verlo jugar cuando parece seguro que absolutamente cualquier cosa naranja que encuentre irá a las piolas. 27 puntos (12 de 18 de campo), 9 rebotes y 2 asistencias en sólo 29 minutos. Esos números pedían el destaque y el 10.

EL TAPABOCAS

No había registros del tipo en nuestro territorio. Se sabía que venía por Kemp, al que vinieron a buscar por su desequilibrio. La cuestión es que Mitchell (no Donovan sino el bueno de Charles) entró bárbaro en el equipo, especialmente para los pocos entrenamientos que tiene encima. Seguramente con el pasar de los días se irá poniendo en forma física, para cerrarle la boca a BTito.

Galería de Fotos