Remeros superó a Capurro por 68-53 en un costoso partido, que terminó abriendo con un enorme pasaje de Sofía Cruces en el tercer cuarto, para recuperarse tras tres derrotas al hilo.

Andrés Jones comenzó con Antonella Aguilera, Abril Ramírez, Rita Techera, Valeria Galli y Lorena Sapio. Por su parte, Christian Hourcade inició con Leticia Menéndez, Valeria Barret, Pía Moyano, Sofía Cruces y Melina Zapata.

El arranque fue sumamente parejo y atractivo, con ambos equipos mostrando varias vías de gol. Las Lobas desde su intensidad defensiva buscaron correr la cancha y lograron un triple de Ramírez saliendo de cortina directa. Las costeras lograron castigar desde rompimientos en el inicio y lograron conseguir una pequeña renta cuando Barret sumó desde más allá de los 6,75 y y Zapata empezó a pesar en el bajo. Tras minuto de Jones, los triples de Micaela Martínez volvieron a nivelar las acciones, pero Remeros desde descargas cortas pudo dañar la defensa zonal. El primer cuarto lo lideró por 17-12.

Las mercedarias abrieron el segundo con triple de Álvarez y si bien las rojinegras pudieron alinear dos conversiones consecutivas, Menéndez y Moyano castigaron desde afuera para abrir 10 (26-16). Luego de minuto del Cacho, Capurro ajustó defensivamente buscando llegar más al tiro de tres y evitar los rompimientos, con lo que el goleo cayó, hasta un bombazo de Barret, con el que su equió sacó 15. Si bien las dirigidas por Jones pudieron sumar con algún tiro de cuarta, otro triple más de Barret dejó la diferencia en 16 finalizado el primer tiempo (36-20).

Remeros logró desnivelar el marcador con puntos de Cruces, gracias a sus rompimientos y su incidencia en el poste bajo para abrir 22. Tras minuto de Jones, las Lobas se ilusionaron con un par de triples de Micaela Martínez, pero pecaron de libres errados y no pudieron descontar los 17 puntos con los que se fue en desventaja al último descando (50-33).

Un temprano triple de Ramírez, siguió ilusionando a Capurro, que tras sostener una intensa defensa, encontró dos más en las manos de Micaela Martínez para ponerse a 12 (51-39). Las Lobas siguieron mordiendo en defensa y si bien las llevó a cometer faltas, aprovecharon los bajos porcentajes de su rival y sumaron dos bombazos en manos de Galli para ponerse a 6 (52-46), a pesar de no contar con su extranjera, Ramírez, quien salió sentida del hombro. Las costeras respondieron con un 6-0 aprovechando los cortes de Moyano para tomar aire en el marcador. Las mercedarias alinearon tres buenas defensas y consiguieron con Zapata en el bajo, nuevamente la ventaja de 16 puntos (62-46). Aguilera puso un festejado triple por el banco de su equipo, pero no fue suficiente para el Capu, que en dos libres fallados por Micaela Martínez por una antideportiva, y la pérdida por 24 segundos, se le terminó escapando la chance de pelear el punto. Del otro lado, un nuevo rebote ofensivo de Zapata le puso la tapa al partido, cuando Melina anotó de segunda oportunidad. Remeros se recuperó tras tres derrotas al hilo y si bien Capurro arrastra una racha negativa, logró ser competitivo, se pudo poner a 6 y sin su extranjera en cancha en el cierre del juego.

Valeria Barret y Sofía Cruces destacaron en el vencedor con 13 puntos, secundadas por los 10 de Melina Zapata. Las goleadoras del juego estuvieron del lado perdedor, fueron Micaela Martínez y Abril Ramírez con 15 y 14 puntos respectivamente.

LO DESTACADO

Remeros tuvo varios pasajes del juego que resultaron determinantes para el resultado. Los triples de Barret para abrir la zona, el ataque del rebote ofensivo de Zapata para cerrarlo y el pasaje de Cruces en el tercer cuarto. De todas formas, decidimos quedarnos con Leticia Menéndez. No por sus 5 puntos aportados, sino porque a pesar de tener un examen de Facultad de Medicina, le aportó su intensidad defensiva en el primer tiempo, para salir a los 17 minutos para cumplir con sus estudios. Además, por los comentarios de los compañeras, le dejamos la tranquilidad al lector de que le fue notable. Felicitamos a la futura doctora, por darle la prioridad que merece al estudio y hacer el esfuerzo por estar al lado de sus compañeras para levantar las tres derrotas consecutivas.