Peñarol volvió al triunfo ante Larrañaga y sigue prendido arriba. En el peor momento del equipo Leandro García Morandi sacó a relucir su juego y rebeldía para concretar la victoria. Terminado el partido habló con Básquet Total.

Las primeras sensaciones de Leandro tras el partido fueron: “El primer tiempo volvimos a cometer errores del partido pasado. Desconcentraciones defensivas, nos rompían mucho en el 1×1. Volvimos a hacer énfasis en el vestuario de algo que ya se había hablado el partido pasado y durante la semana. Se notó ese cambio de actitud, en el tercer cuarto solo nos hicieron 4 puntos y terminó siendo fundamental tener confianza en nosotros, correr la cancha y sobretodo disfrutar más el juego. Eso terminó siendo importante para ganar.”

Si hay algo que tienen Diego Rivas es que le sabe llegar a sus jugadores. En momentos claves y con un par de gritos logró despertar a sus dirigidos. Consultado sobre la charla del entretiempo García dijo: “Que debíamos tener un poco de amor propio y no tropezar de vuelta con la misma piedra. Acá somos jugadores de varios clubes, de muchas escuelas diferentes y reaccionamos distinto ante cada situación. Estas instancias donde tenemos que dar un poquito más en equipo es donde nos conocemos y sobreponemos a las adversidades. Lo fundamental es realizarlo y salir adelante como equipo.”

Peñarol sintió la baja de Amichetti, pero Leandro resaltó el plantel y la calidad de quienes están a la orden: “Hay compañeros que hoy no se pudieron cambiar por lo extenso que es el equipo. Esa ventaja la tenemos que saber leer y tomar las responsabilidades que tenemos cada uno y suplir al compañero que haya que suplir. Esta semana ya se suma Gianfranco (Espíndola) y vamos a tener que ensamblar un compañero más, hay que adaptarse y saber que cada partido es un mundo diferente.”

En un torneo donde de los 9 equipos del grupo solo avanzan 2 a la siguiente instancia es muy importante seguir arriba: “No te podes equivocar, perdés dos o tres partidos y quedaste afuera y nuestro objetivo es estar entre los dos de arriba. Luego se verá hasta donde podemos llegar, somos un equipo nuevo de varias escuelas y todavía estamos en un proceso de conocimiento y ensamblaje. Todavía nos falta crecer y madurar como equipo.”

García Morandi se encontraba en Brasil y producto de la pandemia debió volver al país: “Una lástima haber perdido la oportunidad de Brasil, el club terminó cerrando y ahora está con un nuevo proyecto. Todas las ideas que tenían en Brasil se cayeron, en lo personal se me terminó el contrato. Hay que adaptarse nuevamente a la vida acá, nunca deje de entrenar porque teníamos videos por zoom. Sabía que tenía que mantener el ritmo y estar en forma porque en algún momento se iba a volver.”

Para cerrar dejo claro su sentir de cara al futuro de Peñarol en Liga Uruguaya: “Quiero, es mi deseo, mi sueño poder estar. No depende de mí, pero yo quiero.”