Biguá le ganó a Aguada por cifras de 105 a 69 en un encuentro que por momentos fue parejo, pero algunas malas decisiones del aguatero le costaron caro y determinó así su derrota

Crónica del partido

El comienzo del partido los de Villa Biarritz arrancaron con triple de Agustín Ressi. Aguada le respondió con uno de Gabriel Brun, gran jugada colectiva para que termine entrando esa bola. Por momentos muy parejos, acertaba uno y el otro equipo respondía rápidamente. Los rojiverde intensos en la marca y salieron rápido con el balón en su poder, los dirigidos por Cortizas estaban atentos a cada jugada y aprovechaban algún error del local. Biguá corrió la cancha, pero se encontró con una buena defensa aguatera, bien en esa zona la visita. El Pato no controló a los tiradores de Aguada y perdían en el poste bajo, la visita por momentos abusó del tiro de tres, pese a que el Casco les pidió tranquilidad. Con el ingreso de Mateo Amarillo mejoró la visita, con un triple sobre la chicharra puso el marcador 20 -17 para los suyos.

Para el segundo período en los locales ingresó Santiago Corbo que puso un doble para achicar distancias. Aguada respondió con mucha velocidad, intentó con triples, pero no acertaban, en el rebote ganaba Corbo, corría la cancha el Pato, rotaban la pelota, encontraban a Saavedra para que tire de tres y acierte, pasaban los locales por dos puntos. Los dirigidos por Ibón ajustaron, reaccionaron y jugaron mejor en ataque, se tranquilizaron y se fueron entendiendo cada vez más. Corbo fue otro que le cambió la cara en los locales. La tónica fue que se intercambiaron en el marcador durante varios minutos. Aguada mejoró estuvo más atento a los ataques del rival. Mateo Amarillo era la pieza clave de los aguateros, determinante con cada pelota que tocaba, si no era de dos, convertía de tres. Culminaba este tiempo con el equipo dirigido por Cortizas arriba en el marcador, 42 – 38.

Para la vuelta del descanso largo, el conjunto de Villa Biarritz ajustó en la concentración y la firmeza en defensa que fue fundamental. Se notó una mejoría enorme en los locales, decisivos a la hora de atacar y ganando en el poste bajo, sin desesperarse a la hora de tomar un tiro, la mejor opción era encontrar a un compañero mejor ubicado. Villalba achicaba las diferencias, marcaba un triple para quedar a un punto, enseguida Aguada aumentó el score, Silva buscó el triple a la antigua, pero falló el libre, pero estaba encendido con lanzamiento desde más allá de los 6.75 para seguir arriba en el marcador. El equipo de Ibón luego de esos puntos recibidos mejoró y de a poco fue llevando el partido como quería que se jugara, se iba arriba en el marcador Biguá por cifras de 66 a 61.

En el último cuarto los de Villa Biarritz dieron clase de juego, mejoraron en zona defensiva, no estuvieron distraídos en ningún momento, controlaron a Mateo Amarillo que tuvo pocos minutos siendo una de las piezas fundamentales en el equipo. Corbo dio tranquilidad y asistió bien a sus compañeros, aportó puntos y fue desequilibrante en ataque, ya iba en camino a ser uno de los destacados de su equipo. Se cerraba el match, el rojiverde ya sin aire y tomando algunos tiros innecesarios. En defensa bajaron la intensidad, le ingresaban de forma fácil dejando espacios que terminaban pagando caro. En cinco minutos Biguá saco una ventaja importante 82-65, de a poquito liquidaba el encuentro ya que terminó jugando un partido inteligente ante un rival difícil como lo es Aguada. El score final fue de 105 a 69, noche de muchos puntos y la satisfacción de los jugadores del Pato consiguiendo su cuarto triunfo consecutivo.

EL PODIO

🥇

El plantel de Biguá desde lo colectivo, es que no hubo un jugador que resalte de los demás, todos aportaron lo suyo. Un muy buen juego de cada jugador que le tocó ingresar, las formativas del Club ya conocemos el trabajo que hacen, excelente plantel que viene invicto y con aire en la camiseta.

🥈

El planteo que realizó Pablo Ibón, que fue de menos a más, mejorando en la zona de ataque y lo de suma importancia la defensa, donde en este encuentro fue clave para ganar. Cambios que mejoraron al equipo fue con el ingreso de Corbo, asistió a sus compañeros y también aporto puntos.

🥉

Un partido muy tranquilo, no pasó nada fuera de lo normal, estaban todos serenos, pocas protestas en un ambiente que a veces hay por demás. Llamó la atención los pocos minutos de Mateo Amarillo que sin dudas cada ingreso de él fue un dolor de cabeza para Biguá, de todas formas, lo defendieron bien y el juego iba por otro lado.

_______________________