Iberostar Tenerife venció a domicilio al Unicaja Málaga por una nueva fecha de la Liga Endesa. El equipo de Bruno Fitipaldo se mantiene como líder invicto.

En partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga ACB se veían las caras Unicaja Málaga e Iberostar Tenerife. Los primeros llegaban en mitad de tabla con un récord de 3-3, mientras que su rival de turno era uno de los dos invictos del certamen, ostentando un registro de 5-0. Los dirigidos por Luis Casimiro saltaron a la cancha con Alberto Díaz, Francis Alonso, Axel Bouteille, Deon Thompson y Rubén Guerrero. Por su parte, los comandados por Txus Vidorreta comenzaron con Bruno Fitipaldo, Spencer Butterfield, Aaron Doornekamp, Tyler Cavanaugh y Giorgi Shermadini.

El encuentro disputado en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena, presentó un inicio favorable al elenco locatario, que con una buena efectividad en triples a través de Axel Bouteille y Deon Thompson, conseguía abrir una ventaja de siete unidades. El conjunto visitante no tardó en reaccionar, siendo importante para ello lo que generaba Aaron Doornekamp en el perímetro y Giorgi Shermadini en la pintura. Entre el cierre del primer cuarto y el arranque del segundo, los malagueños colocaron un parcial de 11-0, que les daba la chance de volver a sacar una diferencia cercana al doble dígito. En ese lapso fue determinante el alero polaco Adam Waczynski, que viniendo desde la banca le daba gol exterior a su equipo. Otra vez, Doornekamp y Shermadini fueron los encargados de devolverle la paridad al juego antes de marcharse al descanso largo.

Al comenzar el complemento, el dueño de casa se encontraba al frente en cifras de 44 a 40. A las dos máximas figuras que tuvieron los isleños en la primera mitad se les sumó Marcelinho Huertas, que aportaba en el goleo y en la generación de juego para sus compañeros. Los actuales líderes del certamen colocaron un parcial de 24-15 en el tercer periodo, que les permitía pasar de perder por cuatro a ganar por cinco al final del mismo. En los primeros compases del último cuarto, con dos bombas consecutivas del finlandés Sasu Salin, los canarios lograban abrir una brecha de 12 tantos (61-73), que encaminaba la victoria. Los dirigidos por Luis Casimiro intentaron ponerse en partido, más que a nada a impulsos individuales. Sin embargo, los de Txus Vidorreta se mantuvieron firmes y cerraron el juego sin mayores inconvenientes. Finalmente, Iberostar Tenerife se quedó con el triunfo por 86 a 79 y de esa manera se mantiene invicto, con un récord de 6-0.

En el ganador sobresalió la figura de Aaron Doornekamp, que encestó 22 puntos (6/8 triples), bien acompañado por Giorgi Shermadini con 22 tantos (8/8 dobles) y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, Alberto Díaz terminó como goleador con 19 unidades.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo estuvo 20:33 minutos en cancha, en los cuales aportó 3 puntos (0/1 triples, 0/1 dobles y 3/3 libres), 1 rebote, 1 asistencia y 4 faltas recibidas, para una valoración total de 1.

El próximo compromiso del equipo del ex Malvín será el viernes, cuando tenga que enfrentar por el derby de la isla al Herbalife Gran Canaria en condición de local.