Como más le gusta al hincha, Yale ganó en el último suspiro ante Remeros por 40-39 con un doble de Agustina Sol García en el último segundo, llegando de esta manera a la tercera victoria en el certamen.

Fue muy bueno el arranque de Yale, saliendo a jugar desde el primer minuto con una intensidad y una actitud muy distinta a la de su rival. Remeros era superado por la defensa de las de Jacinto Vera, provocando pérdidas que terminaban en conversiones. Agustina García era incontenible en su 1×1 y promediando el cuarto, su equipo lideraba el score 10-3, obligando a Christian Hourcade a solicitar un minuto de tiempo. Tras el mismo el de Mercedes creció defensivamente, encontrando adelante goles de segunda oportunidad en manos de Pía Moyano, que sacaba la cara por su equipo, permitiéndole achicar la renta y finalizando los primeros diez minutos de basquetbol: 18-15 para las capitalinas.

Todo lo bueno e interesante que había mostrado el primer cuarto del encuentro, se esfumó considerablemente. Remeros controló de muy buena manera a Agustina García dejando sin goleo y generación de juego a Yale. El parcial de los primeros cinco minutos de juego eran tan solo de 3-1 para las de Hourcade, que perdían por mínima. En los últimos minutos de la primera mitad, Moyano asumió exitosamente en ofensiva, colocando dos triples desde más allá de los 6.75. Al azul le costó una enormidad anotar y dentro de un juego chatísimo, las mercedarias se fueron al descanso largo arriba por la mínima diferencia, 24-23.

Si el segundo cuarto fue malo, el tercero fue mucho peor. Ambos equipos tuvieron una mala lectura de juego, equivocando procedimientos y en muchísimas oportunidades tomando decisiones apresuradas. El parcial de estos diez minutos de juego fue 2-2. Lo que puede destacarse: el trabajo defensivo de Leticia Menéndez sobre García. Dentro de lo negativo del período, Remeros hizo negocio ya que ingresó al último cuarto ganando por mínima, 26-25.

Las mercedarias abrieron 4 puntos de renta tras una bomba convertida por Valeria Barret. La ventaja duró pocó y nada, Remeros abusó de algún tiro exterior y Yale con Agustina García como abanderada colocó un 7-0 para volver a tomar el liderazgo del score, 32-29, restando siete minutos para el final del juego.

Lo lindo del match, estaba en la paridad de cara al final, ya que no era bueno el nivel mostrado. Varios minutos como a lo largo de todo el partido estuvieron ambos equipos para anotar, pero se estaban guardando lo más lindo para el cierre. Es que, con el score igualado en 34, una corrida de cancha que terminó en gol y foul de García, con el adicional adentro le permitió a las de Jacinto Vera abrir 3 puntos de ventaja con 1:17 por jugar. No querían saber nada con entregarse las dirigidas por Hourcade y nuevamente Barret colocó una bomba para igualar nuevamente las acciones, ahora en 37 y a 38 segundos del final, solicitando Remeros un minuto de tiempo. Tras el mismo, las costeras fallaron en ofensiva, pero una conversión tras un rebote ofensivo de Cruces les devolvió la ventaja restando 17 segundos, 39-38.

El final fue de locos, Agustina García falló una bandeja y Yale cortó en dos oportunidades consecutivas ya que tenía faltas para dar. Cuando faltaban cinco segundos y con un saque bajo del aro para Remeros, Leticia Menendez sin la pelota en juego aún, le cometió una falta ofensiva a García, trayendo como consecuencia que la última ofensiva la tengan las de Jacinto Vera. Le faltaba un capítulo más a la película, tras el saque lateral recibió Agustina Garcia y como a ella le gusta, fue hasta abajo consiguiendo la conversión que le dio un triunfazo a su equipo a falta de 0.4 segundos.

Agustina García fue la goleadora con 25 puntos y además bajó 12 rebotes. En el mercedario se destacaron los 17 de Pía Moyano, que además bajó 10 rebotes.

A continuación, te dejamos el doble que le dio el festejado triunfo a Yale.

LO DESTACADO

Y, cuando se dan partidos así… Es muy difícil no destacar lo hecho hoy por la argentina de Yale, porque la verdad: la rompió.

Fue la gran figura de su equipo en el notable arranque que tuvo el de Jacinto Vera. Tanto en el segundo como en el tercer cuarto le costó entrar en juego debido a una muy buena defensa sobre ella, pero como una buena figura, apareció en el momento señalado, cuando las papas quemaban y vaya sí cumplió. No sólo terminó con 25 puntos, 12 rebotes y 2 asistencias, sino que convirtió, todos los últimos puntos de Yale, inclusive el tiro ganador.

Nada más para decir, ¡barbaridad Agustina!