Agustín Cáffaro y Hernando Cáceres formaron una dupla de excelencia en la pintura de Urupán. Tras el partido, los internos titulares del equipo dialogaron con Basquet Total.

Agustín Cáffaro

Sobre sus sensaciones tras haber logrado el objetivo de subir, comentó que: “era algo pendiente. He jugado un par de categorías de ascenso y nunca había tenido la posibilidad de lograrlo. Estoy muy contento con todo, con este presente, con la posibilidad de volver a jugar al básquetbol en este contexto de pandemia, de poder defender a una ciudad que tenía este objetivo de jugar la Liga, y por todo un grupo de gente que está muy contenta con este resultado. Formar parte de este grupo que ha logrado esto remando y por ahí yendo en contra de la corriente porque al principio del campeonato creo que nadie nos daba como uno de los ascendidos, pero nosotros sabíamos que podíamos lograrlo”.

A la hora de hablar de la clave de Urupan, comentó: “La clave fue no tener uno o dos jugadores que generen. Somos un equipo largo, nos pasamos bien la pelota, defendemos y corremos la cancha, nadie tiene la obligación de hacer 30 puntos todos los partidos, si hoy me toca a mí mañana le va a tocar a otro, y estamos todos contentos con esta situación. Eso ha forjado una identidad y nos ha dado la posibilidad de estar donde estamos”.

Sobre cómo vivió el partido, dijo: “Eran 40 minutos más. Sabíamos que era una serie difícil, que arrancamos 0-1 abajo, que no es fácil de revertir y menos frente a un candidato. Pero teníamos dos partidos para revertir esa situación, hicimos un gran segundo partido y sabíamos que ellos no se iban a entregar, iban a venir con ese mote de candidatos a tratar de llevarse el partido. Fue remarlo minuto a minuto, supimos resolver ese acercamiento que tuvieron en el último cuarto. Estar metidos era clave, eran 40 minutos para lograr toda la felicidad que tenemos y que tiene toda una ciudad”.

Por último, habló de cómo evalúa su experiencia en El Metro hasta el momento. “Sé que fue un Metro un poco atípico, pero me han tratado muy bien. Me dijeron que iba a ser duro, pero creo que fue como cualquier liga de ascenso. Como dije antes, ya había jugado en otras categorías de este tipo y son igual de duras que El Metro. Me llevo una muy buena imagen y me voy muy contento por la posibilidad de volver a hacer lo que a uno le gusta”.

Hernando Cáceres

Sobre lo que le significó el triunfo, dijo: “Creo que se nos tenía que dar por lo convencidos que estábamos y hoy salimos a morder desde el primer minuto, no regalamos nada. Pese a que por momentos jugamos mal creo que lo resolvimos muy bien”.

Sobre los primeros 20 minutos, en los cuales se vio el mejor juego del equipo, comentó que: “Se podría decir que en defensa fue un primer tiempo de ensueño. En ataque no tanto, creo que merecíamos un poco más, que nos entrara alguna pelota más. Con esa diferencia pudimos jugar tranquilos el segundo tiempo, pero igual se vinieron. Son finales y se juegan así”.

También contó lo que se habló en el plantel cuando en el último cuarto Cordón se acercó en el marcador. “Nos juntamos en el banco y nos dijimos que no se nos podían venir. Creo que fue esa unión entre todos lo que nos hizo sacarlo adelante, lo que nos hizo ganar”.

A la hora de hablar de su propia actuación, comentó: “me sentí muy bien, en todo momento sentí que alguien me apoyaba y eso es bueno en un equipo, que si a vos te quiebran o algo tenés uno atrás. Eso me gustó y me dio seguridad”.

Sobre cómo vio la evolución de Urupan a lo largo del campeonato, dijo: “Creo que fue una evolución más grupal que basquetbolística. En el aspecto de la toma de decisiones, de cabeza. En lo personal me encantó jugar este torneo acá, me sentí muy contento. El grupo hace que un jugador esté contento”.

Por último, habló de cómo se encara la final del lunes: “Con toda, a dejar el resto que nos queda. Hoy dimos todo, pero después tenemos dos días para recuperar y jugar por el campeonato”.