Nicola Pomoli, uno de los jóvenes con más proyección del básquet uruguayo, y Claudio Charquero, el capitán del equipo, dialogaron con Basquet Total luego del ascenso de Urupán a la Liga Uruguaya.

Claudio Charquero (Por Juan Pablo Dragonetti)

Sobre sus sensaciones tras lograr otro ascenso con el verde de Pando, dijo: “Estoy contentísimo, este es un plantel muy joven que todos pensaban que al final no les iba a dar para conseguir cosas importantes, pero trabajamos muy bien todo el año y creo que hicimos un muy buen play-off también”.

 También habló de lo que significó para él hacer la escalera con Urupán: “Yo jugué acá también en el año 2000 y ascendí de tercera a segunda, el año pasado me fueron a buscar para subir y estoy muy agradecido al club, a Esteban (Yaquinta) que confió en mí desde hace varios años ya, y a toda la gente de toda la ciudad que nos acompañaron mucho, desde el año pasado se metieron con el equipo. Este equipo empezó con otra figura, cambió un poco, pero mantuvieron un poco la base y creo que nos merecíamos este ascenso. Repito, estoy contentísimo por este grupo, por la gente y por los dirigentes que hicieron el esfuerzo, están tratando de llevar el club a lo más alto”.

A la hora de hacer una evaluación general del campeonato, dijo: “Es una evaluación positiva, sólo perdimos tres partidos. No podemos quejarnos ni pensar nada negativo, creo que fue todo positivo, pudiendo jugar al básquetbol que no habíamos podido con todo esto de la pandemia y ser de los que puedan jugar al básquetbol es algo increíble. Así que contento por poder hacer lo que me gusta y más por haber conseguido este logro para la ciudad”.

Por último, habló de la final que tendrán el lunes frente a al ganador de Stockolmo y Olivol Mundial: “Esta noche se festeja y después a pensar en la final. Vamos a preparar ese partido porque vamos a salir a ganar. Esto ya se lo dije a los chicos, quiero que cerremos esto con el campeonato porque creo que nos lo merecemos”.

Nicola Pomoli (Por Mauricio Panizza)

Uno de los posibles MVP del torneo, dijo sus primeras sensaciones: “Felicidad y entusiasmo de ir a Pando a festejar con los compañeros y la gente”.

Nicola comentó las diferencias de una temporada a otra en El Metro: “El año pasado se me dio de jugar bien pero no ganar nada, y lo más lindo del básquetbol es ganar. Vine a Urupán con otra mentalidad, más que nada por lo colectivo y no tanto por lo personal. Se demostró en la cancha y pudimos ascender que era lo importante”.

Pomoli dijo las claves del logro: “Ascendimos porque nos preparamos bien, además de que Esteban es un tremendo técnico que supo manejar a los jugadores que tenía y nosotros interpretamos lo que él nos pedía”.

Esto sigue sin descanso, final el lunes y el sábado un encuentro clave con el playero por Liga Uruguaya: “El rodaje te hace crecer en todo sentido. Te das cuenta cuando le errás y cuando acertás. Sigo en el debe con el tiro, pero lo importante es seguir mejorando y aprendiendo. Yo me fijo en que mi equipo gane, hoy era Urupán y en una semana va a ser Malvín. Y desde ese lugar llegar a lo máximo posible”.

En una serie calentita, con algún choque entre los jugadores, los pibes del verde de Pando sacaron la cara y nunca se amilanaron, así lo vio Nicola: “Demostramos que al básquetbol no se juega con años sino con las ganas, con la fuerza que cada uno tiene. En momentos que venían feos del partido dimos la cara, metimos las pelotas importantes y los libres. Ellos quizás lo quisieron llevar de esa forma pero a la larga no le sirvió porque terminamos ganando”.