Trouville derrotó en condición de visitante a Aguada por cifras de 84-75 y así se quedó con un puntazo.

Crónica del partido

El partido empezó mejor para el local que movió muy bien la bola en ataque, defendió con intensidad lo que le permitió transiciones rápidas con Stoll y el uno por uno de Mateo Amarillo. Al rojo de Pocitos le costó entrar en juego, no se sintió cómodo y lo mejor apareció en las manos de Guillermo Souza pero el local era más y abrió nueve 15-6. Los dirigidos por Pablo Morales intentaron seguir en juego y esbozaron una reacción con Lucas Farto pero el aguatero se fue arriba 24-18.

Para el segundo cuarto cambió el viento ya que Trouville salió más agresivo, presionó y estiró la defensa, dobló en las esquinas, cerró bien la pintura haciéndose fuerte en la tabla y en ataque aparecieron Farto y Tucuna para igualar las acciones. Los pibes de Cortizas no pudieron hacer su juego, muchas pérdidas, tiros mal tomados lo mejor sucedió con el reingreso de Castro y Joaquín Silveira pero los de la calle Chucarro con un buen pasaje de Santiago Fernández se fueron al descanso largo 41-36.

El tercer cuarto fue el mejor jugado Aguada saltó al rectángulo de juego defendiendo duro aparecieron Amarillo y Stoll, entre los dos cargaron las ofensivas e hicieron que los suyos pasen al frente 50-48. Trouville despertó, volvió a ser intenso atrás y en base a eso corrieron la cancha y se destapó Luca Ramos quien jugó e hizo jugar, lastimó con sus penetraciones y lanzamientos de tres, sumado al buen reingreso de Goyenola hicieron que los muchachos de Morales mantengan un gran ritmo y cerraron arriba 60-56.

Los diez minutos finales se abrieron con un 6-0 de los locales para pasar. Stoll manejaba al equipo hasta que en un abrir y cerrar de ojos le pitan técnico (bien cobrado) y luego en la siguiente defensa un antideportivo que lo sacó del encuentro. Los de Pocitos reaccionaron con Ramos como figura, con la mano hirviendo, mientras que el aguatero con improntas individuales de Castro y Amarillo más chispazos de Silveira seguían en juego. En el último minuto y medio dos triples dos triples de Ramos más uno de Guillermo Souza hizo que Trouville incline la balanza a su favor y abroche el triunfo 84-75.

EL PODIO

🥇

El pibe Luca Ramos fue una bestialidad el partido que jugó, no sólo en ataque donde fue el goleador de su equipo, sino que en defensa fue un bastión fundamental. Partidazo el que hizo con triples claves y cargándose el equipo al hombro en varios pasajes de la noche.

🥈

El ritmo, buena movilidad de bola y los sistemas que desplegaron los dirigidos por Germán Cortizas en el primer cuarto, fueron de alto nivel y con una gran intensidad en ambos sectores de la cancha, luego no pudieron sostenerlo pero fue un arranque que ilusiona a cualquiera.

🥉

El entrenador de Aguada, Germán Cortizas que no sólo dirige al equipos de gran manera sino que también te seca la cancha. Tras una caída de Stoll por el piso mojado el entrenador agarró el lampazo y le dio hasta dejaro impecable, claramente que sus dirigidos le hicieron notar lo gracioso que le quedaba.

_______________________