Ángel Arévalo fue la figura del triunfo de Biguá frente a Urunday Universitario con 30 puntos. Luego del partido dialogó con Basquet Total.

Sobre el transcurso del encuentro, dijo que “el partido estuvo muy aguerrido, atrás supimos manejarlo de la mejor manera y sacamos la ventaja en el momento justo”

A la hora de hablar del minuto de tiempo pedido por el entrenador Pablo Ibon en el primer cuarto, comentó que “se habló más que nada de la defensa, de ponernos fuertes atrás y no regalar los tiros. Ellos tienen un muy buen equipo y me parece que tienen un grupo muy fuerte y nos sorprendieron en los primeros cinco minutos de partido. Fueron difíciles para nosotros, pero en el minuto de tiempo pudimos encontrar la forma de dar vuelta el partido”

También habló de cuál fue el cambio d estrategia en ofensiva que se buscó “principalmente defender duro y correr la cancha. En eso basamos nuestro juego, tratamos de buscar el ritmo del partido para romperlo y correr. Defensa dura y correr. Creo que ningún equipo puede aguantar nuestro ritmo”

Para mantener ese ritmo, hizo falta entrenar muy duro mientras no estaban habilitadas las practicas en los clubes. “Lo bueno de este club es que cuando todo estaba cerrado y nosotros estábamos en nuestras casas hicieron una buena organización para que nosotros tuviéramos buenos entrenamientos casi todos los días de la semana, sólo descansábamos sábado y domingo. Todo el equipo estuvo muy comprometido y creo que ahí hay un punto de quiebre entre nosotros y los demás. Cuando volvimos a entrenar fue 100% de seriedad y hoy supongo que estamos entre los tres equipos mejor entrenados porque nuestra manera de entrenar fue muy buena”.

Sin embargo, la duda de cuándo se podría volver a la competencia afectaba la motivación. “Para mí era muy difícil, lo sufrí mucho tiempo. Mi vida gira en torno al básquetbol y estar tres o cuatro meses sin poder tirar al aro fue muy complicado, pero con el apoyo de mis amigos, mi familia y mis compañeros pude salir de la mejor manera posible y volver a entrenar que es lo que más me gusta”

Por último, a la hora de hablar de su propio partido, dijo que “necesitaba un partido así. Estoy muy feliz porque desde que arrancó el campeonato no me venía sintiendo cómodo. Hoy por suerte se me abrió el aro, sobre todo en el tercer cuarto que fue donde me sentí mejor, mis compañeros estuvieron en todo momento apoyándome y diciéndome que tire, que es lo que más me gusta hacer. Ellos me hicieron llegar la pelota en todo momento y me dieron la confianza para hacer lo que sé”