Verdirrojo superó a Defensor Sporting 67-65 en condición de local con un gran segundo tiempo de Miguel García y de esta manera sigue líder en su grupo.

Crónica del partido

Noche lluviosa en la calle Prusia para ver dos realidades diferentes en lo deportivo. Ya que el elenco del Cerro llegó con dos triunfos, mientras que, el violeta en busca de la recuperación tras dos derrotas en fila.
Comenzó parejo y muy dinámico el juego. Mucha intensidad en el conjunto de Matías Pavón con Raúl Morales en primera línea, era el titiritero del equipo, no podía contenerlo Defensor. El número “6” anotó y asistió de buena forma a Nicolás Calone que era el más gravitante, jugando abierto y en algunas ocasiones cargando el rebote ofensivo.
Los de Iaio Narbais no podían colapsar la pintura, tampoco bloquear, es un equipo que le costó mucho ese aspecto en esta jornada. Sin embargo en ofensiva es un equipo versátil, que trató de pasarse rápido la bola, generar desde la situación de pick and roll. Joaquín Lima que fue el más inteligente para leer la defensa rival y dañar de afuera hacia adentro con rompimientos. En el epílogo de los 20 minutos, Richard Varese pusó un bombazo sensacional para irse al descanso largo igualados en 36 puntos.
En el complemento, hubo varios cambios en defensa y ahí el equipo visitante se sintió más cómodo al hombre. Nicolás Da Luz realizó un buen trabajo sobre Calone, en tanto Juan Baldenegro fue marca espejo sobre Morales, le bajó la intensidad y se empezó a entreverar Verdirrojo en ofensiva.
En otras situaciones puso una zona 2-1-2 con Da Luz suelto para saltar en las ayudas y en ataque apareció ocupando los espacios Thiago Copelotti que se transformó en figura, fue clave en el 10-0 del violeta que pasó 50-46. Se malhumoró el equipo de la calle Prusia tras una antideportiva (exagerada) de Parreño que arriesgó a robar quizás con una fuerza desmedida según la dupla arbitral. A falta de 10.00 ganaba Defensor 55-49.
El cierre fue muy desprolijo, confundieron jugar rápido con correr la cancha, eso provocó muchas pérdidas en los dos costados. El más inteligente fue Miguel García, quien con mucho físico y ocupando los espacios que generó Callone cuando lo doblaron, empezó a sumar puntos. Cargó la tabla de forma constante y Defensor no pudo con el “7”.
A falta de 6:20 ganaba por mínima el equipo de Narbais, 57-56 con linda bandeja de Lima, convirtiendo los primeros puntos de cancha para la viola en ese momento. Triple de Calone de un lado, respondió Lima del otro. Bomba enseguida del 15 del Verdi para pasar 66-65 a falta de 1:05.
Luego hubo muchos errores, pero un gran atrape sobre el 15 de Defensor, para evitar que pudiera tirar, robó Mauricio Nava que después le tocó ir a la línea, puso uno y erró el segundo.
Ganaba la verde 67-65, atacó Defensor, perdió la pelota al subir el Toto Copelotti, la vuelve a perder Verdirrojo que no cuidó la bola y el propio Nava llegó a evitar que corriera sólo Juani Faguaga que perdió el balón, no llegó a tirar y el triunfo quedó en el Cerro en cifras de 67-65. 
Los goleadores: Joaquín Lima 22 puntos, Nicolás Calone 21 tantos y Miguel García 17 unidades.

EL PODIO

🥇

Miguel García, fue el más inteligente, hizo pesar su físico donde más le costó al rival. Además, el 7 cuando hubo una discusión en el banco de suplentes tras la antideportiva de Parreño, fue el primero en calmar las aguas desde adentro. Clave.

🥈

Nicolás Calone fue el goleador de su equipo. Además de anotar, fue importante para generar espacios, ya que lo doblaron en varias veces y fue trascendente en ese aspecto. Abierto descomprimió la pintura para García, que fue incontrolable en el bajo.

🥉

El bronce se lo lleva Andrés Haller por la paciencia de explicar muchas veces las situaciones que se cobró, tanto por él como su compañero Lucas Tardiñas. Mientras que, el otro que se lleva una mención es el base de Verdirrojo, Raúl Morales, quizás no se dio cuenta, pero tras una finta y entre piernas hizo que su marca y la ayuda chocaran entre sí, pero el chiquitín siguió expreso con la pelota.

_______________________