Malvín venció a Remeros para mantener su invicto en la Liga Femenina. Terminado el juego, hablamos con Ailen Sosa, quien en su ciudad de origen y con sus padres en la tribuna, fue de las figuras del triunfo.

Las Playeras obtuvieron sus mejores pasajes en el juego cuando lograron dar el tono defensivo, de la tarea del equipo en ese rubro Ailen dijo: “Aunque por momentos no defendíamos tan bien, tuvimos alguna defensa en la que pudimos salir en cancha abierta. Esa fue la clave, correr la cancha y jugar lo más rápido posible”.

Por varios momentos del encuentro, Remeros obligó a Malvín al 5×5, en donde mostró buenas rotaciones y anotaciones al filo de los 24: “Eso es lo que nos caracteriza, el juego colectivo. Todas podemos anotar, cuando nos pasamos bien la pelota siempre encontramos buenos tiros.”

El reencuentro con Mercedes para Sosa fue especial, más allá del partido: “Es hermoso. Me encanta venir a Mercedes, ir a la rambla con mis amigos, estar con mi familia. Lo disfruto un montón”.

Ailen vivió una jornada muy especial en la que contó con sus padres en la tribuna, algo que no se le da desde su partida a Montevideo: “Desde que arranqué el básquetbol siempre me fueron a ver a todos los partidos y muchas veces me fueron a ver entrenar. Desde que me fui a Montevideo me hacía mucha falta tenerlos en la tribuna, que estaba acostumbrada a que siempre estén, pero sabía que siempre estaban ahí apoyándome, cuando salía preguntándome como me fue o mandándome un mensaje de apoyo siempre. Siempre que pueden están, me da mucha felicidad y mucha motivación. Este año, que graban todos los partidos, sé que antes de dormir voy a tener la opinión de mis padres, porque se sientan a verlo y me dicen que les pareció que hice bien, que hice mal, que tengo que mejorar. Me motiva muchísimo tenerlos a ellos ahí, pendientes de mí y siempre apoyándome”.

Además, contó cómo vivió la previa sabiendo que ellos iban a volver a estar presentes en la tribuna: “Muchos nervios, porque hace mucho tiempo no iban a la cancha. Con ganas de jugar bien y que se pongan contentos”.

Tras el partido, lo primero que hizo Ailen fue ir a la tribuna a charlar con sus viejos y de esto nos contó: “Fue muy lindo escuchar lo que ellos opinaban de mi juego y charlar sobre el partido. Fue mi mejor momento del día”.

Por último se refirió a lo que siente cómo mercedaria, la evolución del básquetbol femenino en Soriano: “Me pone muy contenta ver que de a poco el básquetbol femenino crece más y más. A parte de que Remeros esté en la Liga Femenina, en Soriano se formó un mini torneo, que participan equipos de Fray Bentos y de Mercedes. Me pone muy contenta ver que se volvió a formar una Liga Femenina en Soriano”.