Con Demian Alvarez y Leonardo Mainoldi como figuras, Stockolmo venció a Sayago y se metió en las semifinales del torneo. Los del Prado se enfrentarán a Olivol Mundial a partir del próximo martes.

Para conocer al último semifinalista del torneo se enfrentaban Stockolmo y Sayago. Los primeros venían de empatar la serie, luego de vencer a su rival por 30 puntos. Los segundos, que habían ganado el juego inicial con un triple del “Lalo” Fernández sobre la bocina, sabían que no podían tener un rendimiento peor que el del pasado jueves. El equipo dirigido por Gonzalo Fernández saltó a la cancha con Juan Andrés Galletto, Demian Álvarez, Gianfranco Espíndola, el argentino Leonardo Mainoldi y Mauricio Arregui. Por su parte, los comandados por Nicolás Díaz comenzaron con Germán Silvarrey, Mateo Dogliotti, Joaquín Jones, Nahuel Lemos y el lituano Zygimantas Riauka. La terna arbitral la conformaron Enrique Ferreira, Claudio Cetta y Marcelo Galli.

El encuentro disputado en el CEFUBB presentó un inicio favorable a los del Prado, que agarraban las cosas donde las habían dejado el partido pasado. Con lanzamientos exteriores de Demian Álvarez y Gianfranco Espíndola, pusieron un 8-0 en los primeros minutos del juego. De a poco, los de Ariel y la vía fueron emparejando las acciones, siendo importante para ello, los triples de Nahuel Lemos y las penetraciones de Germán Silvarrey. Sobre el cierre del primer periodo, con seis puntos al hilo de Joaquín Jones, el Saya conseguía pasar al frente por primera vez en la noche. El arranque del segundo cuarto fue muy parecido al de comienzo del segundo juego, en donde ambos equipos tenían problemas a la hora de anotar, en cierta medida por la buena postura de las defensas. Con un buen reingreso de Mauricio Arregui, que había abandonado la cancha con una dolencia en la rodilla, los de camino Castro y Pena volvían a sacar una pequeña ventaja en el marcador, aunque fue rápidamente neutralizada por su rival, de la mano del “Bola” Silvarrey. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con Stockolmo al frente en cifras de 33 a 30.

En el comienzo del complemento, con un doble de Lemos y un triple de Jones, Sayago lograba pasar a ganar nuevamente. La respuesta del azul no se hizo esperar, que con una buena efectividad desde el perímetro de Álvarez y Mainoldi, más un par de corridas de Espíndola, puso un rápido 13-2 para sacar una renta de nueve puntos (46-37), que era la máxima hasta ese momento. Como el básquetbol es un deporte de rachas, los del norte no se dejaron quebrar y con tres buenas defensas, sumado a un par de anotaciones consecutivas de Riauka y Silvarrey, lograron igualar el score en 49 tantos por bando. En un partido en el que había tanto en juego era esperable que el nerviosismo jugara un papel importante, sobre todo al llegar a los instantes finales. Los de Gonzalo Fernández aprovecharon la experiencia de Demian y de Mainoldi, para abrir una ventaja de seis unidades. Los comandados por Nicolás Díaz intentaron por todos los medios ponerse en juego, más que nada a impulsos individuales. Sin embargo, un doble de Juan Andrés Galletto a falta de 18 segundos terminó de sentenciar el encuentro. Finalmente, Stockolmo se quedó con el triunfo por 69 a 62 y se metió en las semifinales, en donde peleará con Olivol Mundial el ascenso a la Liga Uruguaya.

En el ganador se destacó la actuación de Demian Álvarez, que anotó 21 puntos, bien acompañado por Leonardo Mainoldi con 17 tantos y 15 rebotes. Por el lado del perdedor, Nahuel Lemos finalizó como máximo anotador con 16 unidades.

 

EL GRITO

“Pongan al Lalo. Es el hombre”

El lunes pasado Sayago venció a Stockolmo con una bomba sobre la bocina de Gerardo Fernández, luego de haber llegado a estar abajo por 19 puntos. En el segundo punto de la serie, los del Prado no le dieron ningún tipo de chance a su rival y forzaron un tercer partido. En el inicio del mismo, las cosas no arrancaron nada bien para los de Ariel y la vía. Fue en ese momento, que desde la tribuna, por parte de algún allegado al club se pudo escuchar el pedido desesperado para el entrenador. Pongan al "Lalo" por favor.

UNO x UNO

STOCKOLMO

Galletto (6): No estuvo del todo fino con el lanzamiento exterior. Lo mejor suyo fue cuando se dedicó a generar juego para sus compañeros. El doble que sentenció el partido le suma un puntito extra. Álvarez (8): Hasta el último cuarto venía teniendo una actuación bastante discreta. En la “chiquita”, como dice nuestro amigo Álvaro Martín, agarró la pelota para él y no le tembló el pulso en ningún momento. Espíndola (6): Un león en defensa, dejando la vida en cada pelota. En campo abierto suele ser prácticamente imparable. Mainoldi (9): Para esto lo trajeron. Es un señor jugador, un clase A. Es un placer observar con la facilidad que sacar el tiro de tres puntos. Arregui (7): Se lesionó en los primeros minutos del match y parecía que no iba a poder seguir. Volvió y terminó siendo importante en ambos tableros. Mujica (5): Siempre rendidor. Otro que aporta desde la experiencia. Couñago (4): No fue una buena noche para Charlie. Nunca logró meterse de lleno en el partido. Fernández (7): Su frase de cabecera “defensa de campeonato” le salió a la perfección. En los últimos dos partidos su rival anotó 44 y 62 puntos respectivamente. En ataque buscó involucrar todo el tiempo a sus dos máximas figuras.

SAYAGO

Silvarrey (5): Fue el que más buscó y en algunos pasajes del juego estuvo muy solo. No le entró la bola de afuera y perdió varias pelotas que fueron bien aprovechadas por su rival. Dogliotti (2): Fue una de las revelaciones del torneo, siendo importante en varios partidos. En los últimos dos, cuando su equipo se jugaba la chance del ascenso, desapareció por completo. Jones (6): Fue de lo mejorcito del Saya en el primer tiempo. El entrenador lo durmió en el banco. Cuando volvió a ingresar no pudo mantener el nivel. Lemos (6): En ataque mostró cosas muy interesantes a lo largo del campeonato. Debe mejorar atrás, en donde hoy sufrió toda la noche con Mainoldi. Riauka (3): Un hombre de su talla debe ser mucho más desnivelante en el poste bajo. Se cargó de faltas, no importa cuando leas esto. Arrillaga (5): Si no fue el mejor sexto hombre de El Metro pega en el palo. Dio mucho más de lo que se esperaba de él en lo previo. Fernández (4): Si no se encuentra abierto le cuesta pila poder sacar el tiro. En defensa no pudo hacer mucha cosa. Silva (3): No tomó los tiros cuando tenía que hacerlo y si lo hizo cuando la jugada pedía otra cosa. Díaz (4): En el mejor momento de Jones lo sentó en el banco. Dejó en cancha a Silva cuando no estaba siendo productivo, sin darle ninguna participación al pibe Bonet.

VAR

Enrique Ferreira, Claudio Cetta y Marcelo Galli (5): En un partido donde había mucho en juego no cometieron errores importantes. Tal vez, la antideportiva a Riauka sea lo más polémico de la noche.

_______________________

LO DESTACADO

Muchas veces se dice que los pibes ganan partidos y los jugadores de experiencia los campeonatos. Dicha premisa puede aplicar para los ascensos, ya que a la larga los “veteranos” suelen ser determinantes en los momentos claves. En la noche sabatina, Stockolmo contó con Demian Álvarez y Leonardo Mainoldi, hombres de 35 años cada uno, en un gran nivel. El argentino fue importante en la primera mitad y en el tercer cuarto, mientras que el mercedario sacó a relucir su jerarquía en el último periodo. Entre los dos se combinaron para 38 puntos, lo que representa el 55% de los tantos anotados por los del Prado. Una vez más quedó demostrado que viejos son los trapos.

EL TAPABOCAS

En los primeros minutos del encuentro, cuando mejor estaba jugando Stockolmo, Mauricio Arregui sintió una molestia en la rodilla, que lo obligó a tener que abandonar el rectángulo. Por la forma en la cual caminaba, todos creíamos que no volvería  pisar la cancha esta noche. Sin embargo, en el arranque del segundo cuarto, luego de que Sayago pasara al frente, el interno salió a jugar como si nada hubiera pasado. Con mucho amor propio y unos huevos tremendos, el oriundo de Biguá volvió para fajarse en defensa y aportar alguna cosita en el ataque. BTito había dicho que si volvía después de aquel golpe, se iba a teñir el pelo como el bueno de Arregui. Como las promesas hay que cumplirlas, nuestra mascota tendrá nuevo look a partir de mañana.