Urupan ganó y se metió en semifinales donde definirá uno de los ascensos a la Liga ante Cordón. Luego del triunfo ante Colón, Basquet Total dialogó con una de las figuras de la cancha, el Pulpo Santago Wohlwend.

Lo primero del oriundo de Goés fue la satisfacción de cumplir uno de los objetivos de la temporada: “Cumplimos por el momento, porque nuestro objetivo era poner el equipo entre los cuatro mejores, pero la idea es llegar lo mas lejos posible y en eso estamos. Por ahí habíamos quedado un poco en el debe con el partido pasado, donde no mostramos el Urupan que sabemos somos, pero hoy el equipo dio la cara, mostró carácter y revirtió esa situación”.

A la hora de analizar las diferencias entre los dos últimos juegos de la serie, Santiago fue más allá para explicar el cambio: “No fue solamente lo del otro dia, veníamos jugando mal y es una realidad. Contra Danubio, contra Tabaré no veníamos haciendo un buen basquetbol, pero así y todo ganábamos. Eso hablaba bien del equipo y de la clase de jugadores que tenemos pero en lo colectivo estábamos en el debe. Por momentos jugamos muy individualmente y eso tiene mucho que ver con el ser un equipo muy joven. A veces nos vamos del partido, pero cuando jugamos en equipo y tenemos este tipo de partidos donde metemos a todos en el juego, todos anotamos y somos parte de la ofensiva, mejoramos de los dos lados. Eso te permite estar bien parados y evitar que te corran la cancha”.

El base pandense trató de entender por que a lo largo de la temporada quizás los partidos que menos le costó fue ante los rivales a priori más poderosos: “Al ser un equipo joven, puede ser que hayamos subestimado a algunos rivales, que sabemos que no nos hace bien a nosotros. Pero igualmente jugando mal ganamos, lo que es super meritorio, pero capaz necesitábamos un golpe como el del otro día que nos haga ver que jugando así íbamos a llegar hasta acá nomas”.

También le dirigió alguna palabra a su primer tiempo, para el mejor de los recuerdos en su carrera: “Si, creo que fue mi mejor primer tiempo. Capaz hoy no me toco repartir tanto la bola, sino anotar. Pero fueron tiros bien tomados, el partido pasado me fui 1/5 y tomando muy malos tiros, pero hoy se me dio a mi, aunque podía habérsele dado a cualquiera. Todos tomamos tiros cómodos, buenos, que sean buenos tiros para el equipo y así se me dio que metiera 5/5 en el primer tiempo algo que desde que soy cadete creo que no se me da, pero lo pudimos aprovechar”.

Hoy se vió que Yaquinta tiene plata en el banco, no fue el juego del argentino Caffaro, pero paraeció el inoxidable Charquero: “El Charco entiende muy bien el juego y a Agustín (Caffaro) no se le dio el juego hoy, pero son cosas del partido, se le ha dado en noches anteriores. El plantel está muy fuerte y el que entre va a dar la cara por el equipo. Si uno no está en su día hay otro para entrar a dejarlo todo”.

Finalmente Wohlwend le dio crédito al cuerpo técnico que en tiempo record ajustó lo necesario de un partido al otro: “Creo que el cuerpo técnico hizo un gran trabajo con el scouting. Date cuenta que jugamos el miércoles y ya teníamos el scouting el jueves, que nos permitió trabajar algunas cosas que nos hicieron daño el partido pasado. En su mayoría eran errores de desconcentración, en los dos partidos contra Colón recibimos cerca de 25 puntos el primer cuarto y son cosas que no pueden pasar. Hoy nos hicieron 25 en todo el primer tiempo”.